TECNO | Samsung | Google | Android | smartphones

Todo lo que sabemos de la próxima serie insignia de Samsung

Cámaras mejoradas, soporte para 5G, Android 10 y variantes con hasta 12GB de RAM, son algunas de las posibles especificaciones en los nuevos smartphones. ¿Habrá alguna sorpresa?

Insiders del sector móvil aseguran que Samsung ya cerró el período de investigación previo al desarrollo de los Galaxy S11 y que a partir de ahora comenzará a fabricarlos. La información no es descabellada, teniendo en cuenta que ese proceso había finalizado el 1 de noviembre de 2018 para la serie Galaxy S10.

La familia Galaxy S11 será presentada durante el primer trimestre del próximo año, presumiblemente en la previa del Congreso Mundial de Móviles 2020 (MWC) que se celebrará en la sede habitual, Barcelona.

¿Cuáles serán las características de los nuevos teléfonos insignia de Samsung? ¿Apostará por una estrategia conservadora, o acaso los flagships de 2020 llegarán con novedades disruptivas? A continuación repasamos lo que sabemos de los Galaxy S11, no en base a información oficial (el fabricante aún no reveló datos al respecto) sino a los rumores que ya empiezan a circular en los pasillos de la industria.

Galaxy S11: las posibles características

Se cree que para su próxima serie Samsung no se correrá mucho de las bases de la actual gama. Naturalmente, también incluirá mejoras. Para comenzar, se estima que el fabricante surcoreano tendrá sucesores para cada uno de los modelos actuales. Es decir, tres equipos que reemplazarán a los Galaxy S10e, S10 regular y S10+.

Ice universe on Twitter

El modelo compacto y más accesible (S11e) llegaría con una pantalla plana y un único agujero para la cámara frontal. Pero los dos dispositivos superiores (S11 y S11+) tendrían paneles curvos y dos orificios que albergarán dos sensores, uno de los cuales serviría a un nuevo sistema de desbloqueo facial.

También hay rumores que apuntan a que el Galaxy S11+ contaría con tres cámaras frontales. El celular, el más extenso de la serie, podría tener tres orificios para tal fin o bien uno muy amplio, que fue visto en una patente presentada por la compañía asiática.

Pero los cañones apuntan especialmente a cambios en la cámara principal, que en 2020 podría ostentar un sistema cuádruple. Eso ocurrirá solamente en los dos ejemplares más costosos, mientras que el S11e se quedaría con un sistema doble en la cara posterior.

image.png

Adentrándonos en el terreno del hardware, como es habitual se esperan dos versiones en lo que refiere a procesadores. En este caso y según el mercado, un Exynos 990 (creado por la propia Samsung) y una versión con Snapdragon 865, que Qualcomm aún no presentó pero que esta serie tendría el privilegio de recibir en primera instancia, aventajándose a los smartphones de otros fabricantes.

El posible RAM de los equipos reflejará la gama que ocuparán, pero en ninguno de los casos sería una cifra para despreciar. El más económico llegaría con 8GB de RAM, mientras que sus dos compañeros más lujosos ostentarían 12GB.

Android 10, la flamante edición del sistema operativo móvil de Google, y el soporte para 5G, se agregarían a la lista de eventuales características de esta serie.

Yapa: dos rumores basados en patentes

Los documentos que las compañías presentan ante las autoridades correspondientes sirven para espiar sus intenciones. Eso sí: las patentes no siempre muestran productos que efectivamente llegarán al mercado y después a manos de los usuarios. En ocasiones “mueren” como ideas, sin superar la instancia de mero proyecto.

Sin embargo, a veces se materializan. Por eso, para cerrar este informe repasaremos dos patentes que Samsung presentó oportunamente y que podrían dar pistas acerca de los venideros Galaxy S11. Una de ellas refiere a un particular sensor, inusual en los smartphones. Se trata de un espectómetro infrarrojo en la cámara del teléfono, un elemento capaz de detectar propiedades de diversos objetos.

Por ejemplo, serviría para saber la cantidad de azúcar en un alimento, la humedad de la piel, valores nutricionales, etcétera, solamente enfocando ese elemento con la cámara del celular… y con su sensor especial.

Si bien ese implemento parece demasiado avanzado, no sería descabellada su inclusión: Samsung lo integraría con su plataforma de salud.

Por otra parte, hace algunos días vimos documentos presentados por Samsung en los que el fabricante detalló un sistema de pantallas retráctiles, que podrían llegar en su futura serie insignia. En la nota que agregamos sobre este párrafo podés consultar más detalles respecto a esa innovación que, vale decir, es poco probable que llegue en los Galaxy S11.

Ocurre que Samsung ya arriesgó demasiado con los Galaxy Fold, y en su próxima apuesta no podrá hacerlo tanto más que con mejoras en el hardware y especialmente en las cámaras, aunque sin improvisar con pantallas y posibles fallas en ese mecanismo.

FUENTE: tn.com.ar

Dejá tu comentario