DEPORTES |

San Martín heróico: lo dio vuelta con uno menos y le ganó a Racing 2-1

Claudio Bieler volvió a ser el de antes y marcó un doblete para superar al puntero del campeonato, que se había adelantado por el gol de Solari. El Santo sufrió la expulsión de Ignacio Arce en el primer tiempo. Los de Coyette consiguieron el primer triunfo de la Superliga.

En un partido inolvidable, San Martín derrotó a Racing por 2-1, consiguió el primer triunfo en la Superliga y comienza a soñar con una posible permanencia gracias al envión anímico que significa derrotar al puntero del campeonato, hacerlo con un jugador menos y darlo vuelta con la inferioridad numérica a cuestas.

El resultado final era una posibilidad desde el comienzo, en el que los de Gastón Coyette no pudieron concretar las oportunidades que crearon en el primer cuarto de hora, más allá de aproximaciones de la Academia, propias de su jerarquía. El punto de inflexión fue la expulsión de Ignacio Arce, que dejó a los suyos con uno menos a los 17 de la primera parte por anticipar a Lisandro López con una mano afuera del área que parecía evitable. El Santo aguantó y se fue a los vestuarios con un 0-0 nada despreciable.

Sólo cuatro minutos tardó la Academia en adelantarse en el complemento: Augusto Solari puso arriba a los de Coudet con un cabezazo. Sin embargo, antes de los 30, Claudio Bieler apareció cuando menos se lo esperaba y más se lo necesitaba: Franco Costa recuperó una pelota que parecía perdida, encaró por la banda derecha y encontró al goleador sólo de cara al arco de Javier García, que nada pudo hacer ante el remate de cabeza.

El empate con un jugador menos luego de ir cayendo parecía más que suficiente para todos, menos para Matías García, que agarró la pelota en mitad de cancha sobre el lateral izquierdo y no paró: jugada 'maradoneana' para dejar a tanto jugador de Racing en el camino y encontrar al Taca con un centro atrás, en un gol similar al de Juan Galeano en aquel reducido ante Villa Dálmine. Sólo restó aguantar los ataques del puntero, que no logró quebrar a la defensa y San Martín pudo, por fin, llevarse unos tres puntos más que necesarios en la lucha por la permanencia, que aún lo mantiene en lo más bajo en los números, pero en el nivel emocional más alto desde aquel ascenso en junio.

Dejá tu comentario