Sánchez y Moyano pagarían los 'platos rotos' ante Tonga

Los tucumanos salieron del equipo titular que probó Mario Ledesma antes del trascendental duelo. El otro referente que saldría sería Agustín Creevy.

Que Mario Ledesma metería mano en el equipo de Los Pumas que el sábado jugará contra Tonga un partido crucial para sus aspiraciones de clasificarse a los cuartos de final -perder significará, ni más ni menos, que quedar eliminado de Japón 2019-, era casi un secreto a voces. La misma idea se cruzó por los pensamientos de quienes, una vez consumada la derrota contra Francia, observaron que el rendimiento del equipo había mejorado sustancialmente en el segundo tiempo y que los cambios introducidos también ayudaron a esa superación manifiesta.

Entonces, no extrañó lo que sucedió en el campo de entrenamiento de Red Hurricanes, en ese rincón de Osaka que está muy cerca de la bahía de la tercera ciudad japonesa en importancia detrás de Tokio y Yokohama.

La primera disposición que tomó Ledesma luego de la intensa entrada en calor fue que Santiago Carreras tomara el lugar de Ramiro Moyano, que Benjamín Urdapilleta entrara por Nicolás Sánchez y que Julián Montoya reemplazara a Agustín Creevy. Algunos minutos más tarde, también movió al equipo titular a Tomás Lezana por Javier Ortega Desio. Cuatro modificaciones entonces, cuatro variantes para buscar la victoria tan deseada: una entre los backs, dos entre los forwards y la trascendental del apertura.

Hay que ir por partes entonces para el análisis. El cordobés Carreras, uno de los jugadores con mayor proyección en el rugby argentino, fue quizá el back más “picante” el sábado pasado en Tokio. A los wines les llegó poco y nada la pelota durante todo el partido y en una de las pocas que tuvo, Carreras mostró sus virtudes ofensivas que contrastaron con las de un Moyano llamativamente apagado.

Urdapilleta ingresó cuando el equipo ya había tomado envión y había marcado sus dos tries (Petti y Montoya), pero aquí hay que hacer un comentario más profundo sobre Sánchez. El tucumano no jugó en su nivel, no pudo levantar después de sus flojas producciones en el Rugby Championship y, aunque Ledesma le tiene confianza todavía, sabe que el Mundial aprieta y que en este torneo se deben aprovechar los momentos de los jugadores. Por eso, más que el buen momento del apertura de Castres, la balanza se inclinó por el presente deslucido del de Stade Francais. ¿Qué podrá sumar de diferente Urdapilleta? Tal vez un juego más estratégico con el pie pero menos capacidad de tackle.

En el amistoso de Randwick, Ledesma ya había optado por Montoya por Creevy en el arranque, en una decisión que sorprendió. Ahora no llamaría tanto la atención que el ex capitán vaya al banco de suplentes teniendo en cuenta -además- que ambos hookers están en un nivel bien parejo.

De esta manera, quiénes irán por todo ante Tonga serían Emiliano Boffelli; Matías Moroni, Matías Orlando, Jerónimo de la Fuente, Carreras; Urdapilleta, Tomás Cubelli; Lezana, Marcos Kremer, Pablo Matera; Tomás Lavanini, Guido Petti; Juan Figallo, Montoya y Nahuel Tetaz Chaparro. ¿Los suplentes? Hay varias alternativas, pero todo se sabrá este jueves pasado el mediodía japonés.

El entrenamiento fue de una alta intensidad en el que los 31 jugadores “se dieron lindo”. Mucho contacto, mucho breakdown y, sobre todo, mucho entusiasmo para torcer una historia que empezó mal pero que Los Pumas quieren dar vuelta. Tienen con qué intentarlo, al menos.

Fuente: Clarín, desde Japón.

Dejá tu comentario