INTERNACIONALES |

Se cumple una década del incendio en la guardería mexicana ABC

Familiares y entorno de los 49 menores fallecidos durante el siniestro aún buscan justicia por el hecho y afirman que "le están restando importancia al caso".

Este miércoles se cumplieron 10 años de una tragedia que enlutó al pueblo de México, y que tras una década todavía siguen doliendo, se trata del trágico incendio ocurrido en la Guardería ABC el pasado 5 de junio de 2009 en el que fallecieron 49 niños.

El accidente ocurrido en el cuidado que estaba ubicado en Hermosillo, Sonora, dejó también 106 niños heridos, algunos con quemaduras graves, todas las víctimas de entre cinco meses y cinco años de edad.

El incendio se originó cuando se quemó una bodega de archivos de la Secretaría de Hacienda del estado, éste se propagó rápidamente hacia la estancia infantil que se encontraba justo al lado.

Especialistas aseguran, que en este incendio cobró tantas víctimas infantiles porque la guardería no cumpliá con los requerimiento mínimos exigidos por Protección Civil, señalan que el techo estaba recubierto con un plafón de material inflamable que se derritió y cayó sobre los pequeños que dormían la siesta.

Además, el centro de cuidado que  funcionaba bajo el esquema de subrogación por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) desde el 2001, no contaba con los maestros y trabajadores suficientes para accionar de manera efectiva y salvar la vida de todos los pequeños.

La guardería también superó su capacidad de cupos, contaba sólo con 196 cupos autorizados, pero para la fecha del incendio tenían a 220 infantes bajo su cuidado, no poseían detectores de humo, salidas de emergencia, ni personal capacitado para este tipo de sucesos.

Las cuidadoras y trabajadores de la estancia, expresaron en su momento que al escuchar la sirena y al ver el humo descubrieron que no era un simulacro, por tal razón empezaron a correr y despertar a los niños más grandes, a los bebés los cargaban cómo y cuántos podían, iban y regresaban pero las manos no les fueron suficientes.

A esta altura algunos padres señalan: "Nosotros tuvimos la suerte de que nuestro niño muriera asfixiado, ya que pudimos recuperar su cuerpecito. Muchos padres no pudieron ni reconocer el cadáver de sus hijos, destruidos casi totalmente por el fuego".

Este siniestro dejó muchas heridas en el pueblo mexicano y en los padres de las víctimas, pese a esto en pleno 2019 los representantes siguen luchando porque se haga justicia ya que hasta la fecha no hay sentenciados en prisión y las víctimas no han recibido una reparación por parte del Estados por el daño sufrido.

Ante este acontecimiento, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) expresó: "Hoy es un día de luto porque se recuerda la pérdida de la vida de niños, bebés de la Guardería ABC, 49 niños y 106 heridos, por eso vamos a informar sobre este asunto, este hecho lamentable que conmovió y sigue todavía doliendo al pueblo de México".

En honor a las víctimas, el titular del IMSS, Zoé Robledo, informó que este miércoles se realizará un simulacro simultáneo en las más de mil guarderías del seguro, "para que no se olvide y no se repita, se va a realizar un simulacro simultáneo en todas las guarderías del IMSS a las 10h00 hora local, también se izará la bandera a media asta”.

Por este caso, el IMSS presentó el pasado 22 de mayo ante la Fiscalía General de la República (FGR) una denuncia contra el exgobernador de Sonora, José Eduardo Robinson Bours por la tragedia, aseveran que éste no cumplió con su deber de “implementar acciones para la identificación, análisis, evaluación, control y reducción de riesgos en materia de protección civil”.

Por su parte, los padres de los niños que fallecieron, y de los que quedaron vivos pero que sufren actualmente las consecuencias físicas y psicológicas de por vida exigen justicia al actual Gobierno. "Están callados, no hay nada que nos digan. Lo que hemos sentido es que le están restando importancia al caso de la Guardería ABC".

Una madre que perdió a su hijo, Andrés Alonso expresó: “En la cuestión emocional sigue siendo muy cansado, muy pesado. Sigue doliendo mucho y eso no va a cambiar. Es un dolor para toda la vida, solo que aprendes a sobrellevarlo", pero asegura que confía en que la justicia llegará.

Fuente: Telesur.

Dejá tu comentario