tecnología militar | China

China reveló armas nuevas en el mayor desfile militar de su historia

El desfile militar, celebrado en honor al 70 aniversario de la Fundación de la República Popular de China, no solo fue el más grande de su historia, sino también el que más novedades armamentísticas presentó al mundo.

A diferencia de los desfiles anuales que se llevan a cabo en Rusia y Francia, la capital china los realiza solo una vez por década, razón por la cual, suelen tener una importancia especial. Para Pekín, es una buena oportunidad para hacer ostentación de sus logros en el ámbito de la tecnología militar, y esta edición del desfile no fue una excepción.

Algunas de las armas que rodaron por la plaza de Tiananmén se mostraban al público por primera vez, y cinco de ellas acapararon más miradas que otras.

Misiles DF-41: los señores nucleares de China

Durante el desfile rodaron 16 misiles balísticos intercontinentales DF-41, que son la mano más larga de China en cuestiones de armamento nuclear. Dichos misiles cuentan con unos vehículos de reentrada múltiple e independiente, así que pueden portar varias ojivas nucleares simultáneamente, aunque se desconoce su número exacto.

Las opiniones de los expertos militares difieren a este respecto, pero se estima que estos vehículos pueden portar hasta diez ojivas, aunque lo más probable es que sean menos. Al igual que los misiles estratégicos rusos, los DF-41 se despliegan también sobre unas lanzaderas móviles, lo cual los hace más efectivos. El DF-41 opera con combustible sólido y tiene un peso aproximado de 80 toneladas.

Su alcance aproximado es de unos 15.000 kilómetros, por lo que tienen capacidad plena para llegar hasta la mayor parte del territorio estadounidense. Dicho misil estuvo en desarrollo desde los años 80 y se introdujo en servicio tan solo en 2017.

Los misiles hipersónicos DF-17

image.png

En realidad, se trata de un misil de alcance corto relativamente antiguo, el DF-16B, que se usa como motor para propulsar un vehículo de reentrada planeador capaz de alcanzar una velocidad hipersónica. Las pruebas comenzaron en 2017, destaca Joseph Trevithick del medio The Drive, pero es la primera vez que se muestra en público.

Aunque este vehículo planea desde una gran altitud y no dispone de ningún motor, realiza maniobras a lo largo de su trayectoria para dificultar su interceptación. En cierta medida, su modo de funcionar es similar al de los misiles hipersónicos rusos Avangard y Kinzhal. A pesar de que el alcance estimado del DF-17 es de tan solo unos 1.200 kilómetros, el mero hecho de que China disponga de armas hipersónicas supone un importante avance para su industria armamentística.

Probablemente el dron WZ-8 fue el que más especulación causó entre los expertos militares antes del desfile. Así, hasta este momento solo hubo unas pocas fotos satelitales con unas imágenes borrosas que mostraban la forma de esta aeronave. Sin embargo, se desconocían sus características o funciones. Durante el ensayo del desfile los militares chinos echaron leña al fuego rodando el WZ-8 bajo una tela. Ahora, se dispone de más información que genera incluso más preguntas.

Así, por las imágenes se ve que el dron no dispone de un motor reactor, sino de uno de cohete, lo cual le impone limitaciones, pero al mismo tiempo abre ciertas posibilidades. En cuanto a sus funciones, los especialistas parecen coincidir en que su objetivo principal es el reconocimiento.

Vistos sus motores de cohete y forma aerodinámica, se hace obvio que alcanzará velocidades supersónicas que se aproximarán a las hipersónicas a una gran altitud. No obstante, no queda del todo claro su modo de operar. Al fin y al cabo, EEUU ya experimentó con este concepto en los años 60, pero renunciaron a él debido a una multitud de limitaciones.

El dron submarino HSU-001

Las novedades armamentísticas de China no se limitaron a las aeronaves de distintos tipos y misiles. Prueba de ello fue el submarino no tripulado HSU-001, del cual, se mostraron dos unidades sobre la principal plaza de China.

Eso sí, se desconocen sus prestaciones y lo único que se puede inferir por las imágenes es que se propulsa con la ayuda de dos hélices y dispone de dos mástiles retirables para los sensores. En cuanto a sus funciones, también son objeto de especulaciones, pero lo más probable es que estén relacionadas con distintos tipos de reconocimiento y vigilancia.

Sin embargo, es muy probable que en el futuro también puedan ser adaptados para portar armamento ligero. Vistas sus dimensiones, se trata de un dron submarino de tamaño considerablemente menor que el sumergible no tripulado desarrollado en Rusia, el Poseidon.

Misil balístico subacuático JL-2

image.png

Otra revelación relacionada con los submarinos fue el misil balístico JL-12, pensado para los lanzamientos desde los buques sumergibles. En el desfile se presentaron 12 unidades transportadas sobre camiones. Aunque supuestamente estos misiles ya se equipan sobre los submarinos nucleares Type 094, esta fue la primera vez que se mostraron abiertamente.

Se especula que los misiles JL-12 son capaces de transportar solamente una ojiva nuclear. Sin embargo, puesto que China dispone de seis submarinos de esta clase, cada uno de los cuales puede portar 12 de estos misiles, los JL-12 suponen un pilar importante en la potencia nuclear del país asiático.

FUENTE: Sputnik

Dejá tu comentario