SALUD | Trabajadores | Salud | COVID-19

COVID-19: efecto psicológico en los trabajadores de salud

La publicación en The British Medical Journal analizó la ocurrencia, prevención y manejo de las consecuencias del COVID-19 en la psiquis del personal sanitario

El psiquiatra y profesor Steve Kisely junto al consultor psiquiatra Nicola Warren y un equipo de especialistas, estudiaron para la prestigiosa publicación científica The British Medical Journal (BJM) la ocurrencia, prevención y manejo de los efectos psicológicos del brote de coronavirus SARS-CoV-2 responsable de la enfermedad COVID-19 en los trabajadores de la salud.

El objetivo del estudio fue examinar los efectos psicológicos en los médicos de trabajar para controlar nuevos brotes virales y ofrecer medidas exitosas para controlar el estrés y la angustia psicológica.

Según especificaron en las conclusiones, hay intervenciones efectivas disponibles para ayudar a mitigar la angustia psicológica experimentada por el personal que atiende a pacientes en un brote de enfermedad emergente como el COVID-19.

image.png

De los 38 estudios que compararon los resultados psicológicos de los trabajadores de la salud en contacto directo con los pacientes afectados, 25 contenían datos que podrían combinarse en un metanálisis por pares que comparara a los trabajadores de la salud con alto y bajo riesgo de exposición. En comparación con los controles de menor riesgo, el personal en contacto con los pacientes afectados tuvo mayores niveles de estrés agudo o postraumático y angustia psicológica, con resultados similares para resultados continuos. Estos hallazgos fueron los mismos que en los otros estudios no incluidos en el metanálisis.

Los factores de riesgo para la angustia psicológica incluyeron ser más joven, ser padres de hijos dependientes o tener un familiar infectado. La cuarentena más prolongada, la falta de apoyo práctico y el estigma también contribuyeron. La comunicación clara, el acceso a la protección personal adecuada, el descanso adecuado y el apoyo tanto práctico como psicológico se asociaron con una reducción de la morbilidad

Según especificaron, los factores que aumentan el riesgo de resultados psicológicamente adversos en el personal de la salud fue el mayor contacto clínico con los pacientes afectados por COVID-19; las medidas de precaución que crean un impedimento percibido para hacer el trabajo; la reubicación forzada para cuidar a pacientes afectados; el mayor riesgo entre las enfermeras; el entrenamiento inadecuado; los niveles más bajos de educación; el aumento del tiempo trabajado en cuarentena y el personal con niños en el hogar.

Destacaron diversos factores predisponentes a afectar al personal sanitario: “En términos de características sociodemográficas, el personal que era mujer, más joven, o los padres de hijos dependientes eran más vulnerables a la angustia psicológica, también vinculado al aislamiento social, particularmente si el personal estaba expuesto a una cuarentena prolongada, sumado al temor a infectar a su familia o tener un familiar infectado”.

“Además del contacto cercano con los pacientes afectados, los factores de riesgo relacionados con el trabajo incluyeron tener menos experiencia, en el empleo a tiempo parcial, o un mayor contacto con los pacientes afectados por el aumento de horas trabajadas y la falta de recursos humanos para atender la alta demanda y gran número de casos”.

FUENTE: infobae

Dejá tu comentario