ARTE Y CULTURA | trabajo | Adrián Sosa | años

"Construir un refugio con el esfuerzo de mi trabajo"

La Fundación Itaú reconoció el trabajo de Adrián Sosa con el segundo premio en la 11ª edición del Premio Itaú de Artes Visuales, por su obra.

Adrián Sosa, de 25 años, fue premiado entre más de 60 finalistas de casi 3000 obras que presentaron para la fundación Itaú. En este marco, el artista plástico, dialogó con LV12 y contó de qué trata el trabajo que presentó.

Sobre el video Sosa dijo: “Entraría en la categoría de videoperformance, es un video que dura casi 5 minutos, lo filme en Monteros en la localidad del cercado”, inició el artífice. Además explicó que él aparece en el corto, la idea se le ocurrió y tuvo mucho tiempo de proceso hasta que tomó la decisión de cómo iba a ejecutar su obra. “Primero no sabía que iba a ser en realidad, si iba a ser una foto o una acción. No sabía bien cómo iba a tomar forma esta idea”, aseguró.

Adrián ha vivido toda su infancia en Los Sosa, una localidad al Oeste de Monteros. “De chico he tenido inclinación por las artes plásticas, dibujaba, pintaba y comencé a hacer muchos talleres”, manifestó el autor de "Casa, el abrasar del cerco". Contó que su interés en profesionalizar su arte inició cuando conoció a un profesor quien es Licenciado en Artes Plásticas. “De chico sabía que quería hacer esa carrera”, sentenció.

Adrian Sosa.mp3

Acerca de cómo surgió el concepto del cortometraje, Adrian Sosa relató que lo pensó hace mucho cuando tenía 22 o 23 años. “Es una edad en la que estaba como saliendo de mi casa, me enteré también que iba a ser papá a esa edad y todo eso me ha movilizado mucho, con esta idea de dejar el nido, abandonar a mis padres, comenzar una familia nueva. Y la idea de construir una casa con el esfuerzo propio que siempre se lo ve mucho en el campo, la tenía muy presente. Así fue que surgió la idea de construir un refugio con el esfuerzo de mi trabajo”, indicó el artista.

El joven de 25 años se refirió a su historia de vida, donde narró que viene de una familia que tiene muchos años en la zafra, temporadas de limón y que realmente es muy significante para el.

En este sentido, el tucumano Adrián Sosa obtuvo el Segundo Premio por la videoperformance ´Casa, el abrasar del cerco´, en el que propone una lectura del paisaje de su provincia natal a partir del registro de la zafra, sobre el cual se expresó el jurado destacando que “en su cadencia y repetición, remite a una acción performática para la cámara. Registrar el trabajo implica reflexionar sobre el cuerpo del brasero y sobre la posibilidad de una acción documental a través del video, en la que el propio artista se ubica como realizador y actor en cuadro, una variable virtuosa del autorretrato en movimiento”. Reconocimiento: $100.000.-

Adrián Sosa es uno de los tres artistas tucumanos que llegaron a ser finalistas, junto a Rosalba Mirabella (San Miguel de Tucumán), con su instilación Letanía, y Sonia Ruiz (Bella Vista, Tucumán), quien presentó la pintura Sobremesa.

Adrián Sosa (Tucumán) Casa: el abrasar del cerco, 2017

Dejá tu comentario