NACIONALES |

Carlos Rosenkrantz asume la presidencia de la Corte Suprema

Tendrá un rol menos personalista que su antecesor Ricardo Lorenzetti y se enfocará en el plano jurídico del tribunal.

Tras once años y nueve meses ininterrumpidos, Ricardo Lorenzetti dejará de presidir la Corte Suprema de Justicia de la Nación y cederá su lugar al juez electo por sus pares dos semanas atrás, Carlos Rosenkrantz, uno de los dos nuevos ministros del máximo tribunal propuestos al Senado por el presidente Mauricio Macri y aprobados por la Cámara Alta a los pocos meses de iniciado el nuevo gobierno. Rosenkrantz ocupará la presidencia desde este lunes. 

Rosenkrantz, hijo de padre judío y madre católica, cumplirá a fines de octubre 60 años e imprimirá a su gestión un rol menos personalista que su antecesor y con menor contacto con los poderosos jueces federales de los tribunales de la Avenida Comodoro Py, según estimaron fuentes judiciales consultadas por Clarín.

El nuevo presidente de la Corte, cuarto y último escalón en la línea sucesoria del presidente de la Nación, encabezará este martes el primer acuerdo de ministros del tribunal sin Lorenzetti como presidente, que tuvo su último acto en esa función el jueves pasado.

Ese día no se firmaron fallos de gran repercusión pública aunque sí de rebote interno. Sin la firma de la principal involucrada, Elena Highton de Nolasco, los otros cuatro ministros rechazaron un recurso de "reposición" planteado por el ex camarista en lo Civil Diego Sánchez para que se reviera la situación de la propia jueza, amparada en un fallo judicial para permanecer en el cargo pese a superar los 75 años de edad.

También en coincidencia con el último acuerdo de ministros, la Secretaría de Comunicación del tribunal difundió una suerte de rendición de cuentas de la administración general de la Corte en la que se destacó el ahorro de 26 mil millones de pesos de las dependencias bajo la órbita de ésta durante la gestión de Lorenzetti.

La administración de la Corte es ejercida actualmente por Héctor Daniel Marchi, un contador de confianza de Lorenzetti, pero que podría ser una de las áreas a renovar con la nueva presidencia de Rosenkrantz. En ese informe se resaltó también la diferencia menor entre la cantidad de contrataciones dentro de las dependencias de la Corte respecto de las del Poder Ejecutivo durante los últimos años de gobierno macrista.

Rosenkrantz, de pasado radical, fue propuesto como presidente del máximo tribunal por Highton, actual y futura vicepresidenta del cuerpo. La iniciativa contó con la adhesión del propio Rosenkrantz y del otro magistrado arribado al tribunal a propuesta de Macri y por fuera de la carrera judicial, Horacio Rosatti, de pasado peronista. Visto en minoría, Lorenzetti adhirió a la proposición con el único voto contrario de Juan Carlos Maqueda, el ex senador peronista que votó en una posición solitaria y promovió una nueva reelección de quien ahora termina su cuarto mandato.

Fuente: Clarín

Dejá tu comentario