NACIONALES | Transporte | millones | Subsidios

La oposicion propone subir a 70.000 millones el subsidio al transporte

Los legisladores de la oposición ingresarán una iniciativa que propone subir el Fondo Compensador de Transporte Público este martes.

Ante la crítica situación del transporte automotor de pasajeros en el interior, diputados de la oposición iniciaron un “operativo presión” sobre el Poder Ejecutivo para que instrumente de manera urgente un aumento en los subsidios al sector. Con ese fin impulsarán este martes en la Cámara baja una iniciativa que propone subir el Fondo Compensador de Transporte Público a 70.000 millones de pesos.

No estarán solos en su avanzada. Gobernadores, intendentes y legisladores del oficialismo presionan al ministro de Economía, Martín Guzmán, para que, en lo inmediato, abra el grifo del Tesoro e incremente los subsidios destinados a aquel sector antes que un paro generalizado en las provincias haga colapsar el servicio. Ante la inquietud de los legisladores, el oficialismo accedió a invitar al ministro de Transporte, Alexis Guerrera –un alfil de Sergio Massa- a la comisión respectiva en la Cámara de Diputados. “Tenemos que enfocarnos en lo urgente –planteó el diputado Alejandro “Topo” Rodríguez–. Hoy la situación es crítica y el fondo, que actualmente cuenta con 46.000 millones de pesos, quedó desactualizado con la inflación; hoy se necesitan no menos de 70.000 millones de pesos. El Poder Ejecutivo tiene los instrumentos para tomar las decisiones que le corresponde por medio de reasignaciones presupuestarias. Podría actualizar estos montos de inmediato, salvo que no quiera el Ministerio de Economía”.

image.png

En el mismo sentido se expresó el diputado radical Víctor Hugo Romero, de Juntos por el Cambio. “El sistema de transporte del área metropolitana (Amba) depende de los subsidios que le gira el gobierno nacional y su déficit es financiado por él. Distinta es la situación en el interior. La última paritaria finalizó en un acuerdo que tendrá un impacto muy importante en los costos. En el Amba está cubierto, no así en el interior. Por ello tenemos que apuntar a la emergencia. No hay margen para seguir aumentando el boleto”, sostuvo y advirtió: “Estamos próximos al pago del aguinaldo. Si no damos una respuesta inmediata, estamos a días de un paro generalizado.” “A todas luces es importante tomar conciencia de este problema. Estamos ante una inequidad que se viene consolidando en nuestro país que es inexplicable. Necesitamos una respuesta de coyuntura lo más inmediata posible”, sostuvo, por su parte, el socialista Enrique Estévez.

Mientras en la Casa Rosada las pujas internas siguen sin resolver la cuestión, la oposición avanza y avisó que si Guerrera no trae buenas noticias el martes próximo, impulsará su proyecto para subir los subsidios. La embestida opositora encendió las luces de alerta en la cúpula oficialista del Congreso, no solo porque el tema podría abroquelar nuevamente a todos los bloques opositores –como lo hizo cuando aprobó el proyecto sobre boleta única-, sino también porque metería una cuña que podría astillar la bancada del Frente de Todos.

En efecto, son varios los legisladores oficialistas del interior que esperan ansiosos una señal del Poder Ejecutivo que desactive una posible oleada de paros de transporte en sus provincias. En sus reclamos reprochan la fuerte inequidad en el reparto de los subsidios que realiza el Gobierno: en efecto, según el último informe del jefe de Gabinete ante el Senado el año pasado, el área metropolitana (que comprende Capital y conurbano bonaerense) recibió tres veces más de subsidios (casi 100.000 millones) que el interior (30.000 millones). Este año esa misma brecha se mantiene: según el informe, Amba recibirá $151.398 millones, mientras que el interior $52.390 millones, de los cuales $46.000 corresponden al Fondo Compensador.

image.png

Esta inequidad se traduce en el costo del boleto. Mientras en Amba la tarifa mínima es de $18, en las ciudades de Rosario, Santa Fe y Córdoba trepa a $69,5. Las tarifas más altas se pagan en Mar del Plata ($74,38) y Bahía Blanca ($76), mientras que el promedio en el resto del país orilla los $55.

Como primera reacción, la Casa Rosada le tiró la pelota al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y anticipó que dispondría un aumento del 40% de la tarifa en las 132 líneas que recorren la Capital. Sin embargo, la suba aún no se efectivizó. No parece tratarse de una tarea sencilla, pues cualquier aumento del colectivo en la Capital impacta en los traslados que realiza el usuario que vive en el conurbano y trabaja en territorio porteño. El gobernador kirchnerista Axel Kicillof ya avisó que no quiere tarifazos en su comarca. Todas las miradas apuntan a Guzmán que, por ahora, se muestra renuente a ampliar el gasto público, celoso de cumplir con los compromisos acordados con el FMI. Guerrera, su colega en el gabinete, presiona para torcerle el brazo. Por ahora no lo logra.

FUENTE: Aire Digital

Dejá tu comentario