ARTE Y CULTURA |

Un acontecimiento producido por la relación entre diversos factores históricos

Tucumán Arde se considera una operación artística-política que trasciende el lenguaje de las artes visuales. Un espacio de reflexión a 50 años.

¿Por qué hablar hoy de Tucumán Arde? y ¿por qué plantear una mesa panel desde la perspectiva de la literatura y el teatro en el contexto de mediados de los 60 y 70?

 

Tucumán Arde es una operación artística - política que supera el lenguaje de las artes visuales aunque los artistas del colectivo provenían de las artes visuales, su desarrollo complejo tiene un poco de todas las artes y es un hecho trans - disciplinar que trasciende al arte ligándolo a la filosofía, a la política, a la sociología...

 

Tucumán Arde no es una obra, es un acontecimiento que se produce por la relación entre diversos factores que coinciden históricamente. El acontecimiento nace o emerge de la urgencia de su tiempo pero sin embargo no pertenece a su tiempo, es expulsado hacia el futuro, diferido, por eso Tucumán Arde fue silenciado en el momento en que surge y por mucho tiempo es borrado de la historia del arte contemporáneo local; pero como instante en el que el arte y la política se convierten en un mismo gesto militante, reaparece cada vez que se renueva ese gesto revolucionario que plantea al arte como acción transformadora.

 

Es un gesto moderno en su sentido vanguardista de unir el arte a la vida en la militancia, pero también tiene impresa la ironía postmoderna como procedimiento pesimista que devela las redes de poder en la construcción de la subjetividad que producen los medios mediante el silenciamiento y la "representación hegemónica" de la verdad.

 

Es una operación de deconstrucción de los discursos del arte y la política o sea que puede interpretarse como un texto en relación a otros textos y es también un hecho espectacular, no tan solo porque la muestra montada en la CGT de Rosario tenía elementos de teatralidad sino en el sentido más profundo que pone en evidencia el montaje de la escena social y política de su tiempo, al punto que hace estallar la censura y la operación queda inconclusa.

 

Para pensar juntos y reconstruir aquel clima cultural e histórico de finales de los años 60 y comienzo de los 70 nos acompañaran mañana:

 

Estela Noli quien nos contextualizará en este periodo histórico

 

Verónica Juliano e Isabel Aráoz quienes trabajaran desde la perspectiva de la literatura y aquellos escritores y escritoras que fueron expulsados o silenciados por su pensamiento y militancia desde el arte

 

Valeria Mozzoni se referirá a la actividad teatral de Tucumán entre el 66 y el 70

 

Patricia García enfocará el tema desde el campo de la Creación Colectiva y su injerencia en las formaciones teatrales de la época

Dejá tu comentario