Un interno fue asesinado a puñaladas en un penal de Jujuy

Sucedió en el Pabellón Nº 5 del Servicio Penitenciario del barrio Gorriti. Fue tras protagonizar una violenta pelea con otro preso.

 

 Un interno del Pabellón Nº 5 del Servicio Penitenciario del barrio Gorriti de San Salvador de Jujuy fue asesinado a puñaladas tras protagonizar una violenta pelea con otro integrante del Pabellón 5.

El hecho se registró en la jornada de ayer alrededor de las 14.50, en uno de los pasillos del pabellón cuando Jesús Gabriel Maigua, quien estaba alojado en la planta baja, se enfrentó en una pelea con "facas" con el interno Lucas Barrionuevo, quien cumplía prisión en la planta alta del Pabellón 5.

Los dos internos quedaron heridos tras el violento enfrentamiento y fueron trasladados de urgencia al hospital "Pablo Soria" por el personal del Same, que ya había sido alertado a través de un llamado sobre la situación.

Maigua (26) ingresó de urgencia a la sala de cuidados intensivos con una profunda herida cortante a la altura del tórax y fue intervenido quirúrgicamente, pero alrededor de las 19 murió a causa de la gravedad de una herida que recibió.

Mientras que Lucas Barrionuevo (36) se encuentra alojado en la sala de observaciones con custodia del Servicio Penitenciario, pero fuera de peligro, según las fuentes que fueron consultadas por nuestro diario.

Desde el Servicio Penitenciario decidieron no brindar más detalles al respecto, pero nuestro diario pudo saber que el ataque se produjo entre estas personas luego de amenazarse en reiteradas oportunidades por viejos resquemores que había entre ellos.

Según las fuentes cosultadas, días atrás se habría producido un violento episodio en el mismo pabellón, donde uno de los internos habría resultado herido con un arma blanca, pero no trascendió esta información por parte de la dirección del establecimiento penal.

Lo que además llamó la atención es que no se permitió que se inicien las actuaciones sumarias por parte de la Seccional 2º del barrio Gorriti, que le corresponde por jurisdicción y desde la Dirección del Servicio Penitenciario, prefirieron informar de forma directa a la Fiscalía especializada en estos tipos de delitos, a cargo de Diego Cussel.

Negar la información a los medios de comunicación pone a las claras la delicada situación que atraviesa el Servicio Penitenciario, donde nuevamente dos internos se trenzaron en una violenta pelea, que según se supo duró más de 10 minutos, sin la intervención de los efectivos a cargo de ese pabellón y con elementos que de hecho no debiera existir en ninguna de las Unidades Penales.

No se descarta que en las próximas se ordene una requisa en ese y en los demás pabellones de la Unidad Penitenciaria del barrio Gorriti, para evitar que sigan exisitiendo este tipo de hechos entre los internos y por otra parte, una vez que Lucas Barrionuevo recupere el alta médica del hospital, será imputado por el crimen del interno Jesús Maigua.

Desde el Ministerio Público de la Acusación también se solicitará la declaración testimonial de los otros internos del pabellón 5.

 

Fuente: El Tribuno Jujuy

Dejá tu comentario