TECNO |

Una tecnología promete revolucionar la carga de los autos eléctricos

Lo desarrolló un equipo de científicos de la Universidad de Colorado. Aseguraron que los vehículos podrán recorrer "cientos o quizá miles de kilómetros" sin detenerse.

Las "carreteras eléctricas" en las que los vehículos potenciados por electricidad podrán recargar sus baterías sin detenerse están cada vez más cerca de ser una realidad, según aseguró Khurram Afridi, de la Universidad de Colorado en Boulder (EEUU), que acaba de presentar el prototipo de una de esas vías especiales.

Afridi, profesor del Departamento de Ingeniería en dicho centro universitario, estuvo trabajando durante dos años junto a otros científicos y estudiantes en un sistema que permite transferir energía a las baterías de vehículos en movimiento por medio de campos eléctricos a frecuencias muy altas.

Según comentó Afridi, que hizo su doctorado en el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), la tecnología en sí no es nueva, ya que el inventor e ingeniero Nikola Tesla la había anticipado a finales del siglo XIX.

El proyecto ahora completado se basa en la ponencia "Optimización multi-objetiva de capacidad de transferencia inalámbrica para sistemas de carga de vehículos eléctricos", premiada en la conferencia IEEE COMPEL 2017, que reunió en la Universidad Stanford (California) a unos 300 expertos de 25 países.

En la actualidad la mayoría de los vehículos eléctricos puede recorrer entre 160 a 400 kilómetros antes de necesitar una recarga, dependiendo de la marca y del modelo.

Pero las estaciones de recarga eléctrica no son tan comunes como las tradicionales de combustible, lo que limita las posibilidades de los usuarios de esos vehículos.

La nueva tecnología solucionará ese problema. Los vehículos eléctricos podrán recorrer "cientos o quizá miles de kilómetros" sin detenerse, según el científico de la Universidad de Colorado.

"Queremos que los vehículos eléctricos puedan recargarse en marcha", señala Afridi, quien no oculta que el problema principal para conquistar el objetivo es la necesidad de instalar el sistema en las carreteras actuales.

"Los usuarios no notarán ninguna diferencia porque la tecnología estará por debajo del pavimento", explicó Afridi.

Dejá tu comentario