INTERNACIONALES | Uruguay

Ante un balotaje complicado, el Frente Amplio busca aliados

El balotaje del 24 de noviembre pone al oficialista Frente Amplio ante un panorama complejo por el desgaste inevitable de 14 años de gestión y porque el Partido Nacional ya sumó respaldos de las demás estructuras.

El candidato opositor Luis Lacalle Pou ganaba el lunes aliados para el balotaje de fines de noviembre contra el oficialista Daniel Martínez por la presidencia de Uruguay, mientras el oficialismo hacía una fuerte autocrítica por el resultado de los comicios del domingo.

Con casi todos los sufragios escrutados, Lacalle se ubicó en segundo lugar al conseguir casi el 29% de los votos, detrás del 39% que obtuvo Martínez, candidato del gobernante Frente Amplio.

Pero el Partido Nacional lograría impedir un cuarto mandato consecutivo del Frente liderando una amplia coalición conservadora que incluiría al Partido Colorado y a Cabildo Abierto, otra agrupación.

El domingo a la noche los candidatos presidenciales de estos dos últimos grupos, que entre ambos se alzaron con el 23,2% de los votos, adelantaron su apoyo al líder del Partido Nacional.

Pablo da Silveira, principal asesor de Lacalle, sostuvo en declaraciones radiales que en los próximos días su partido mantendrá reuniones con los posibles socios de coalición.

"Que todos los candidatos de la oposición hayan dicho ayer que votan a Lacalle Pou no es una casualidad, es el resultado de un trabajo político, de la construcción de convergencias que se viene haciendo", dijo Da Silveira.

image.png

En el Frente Amplio, el tono era menos optimista. El ministro de Defensa José Bayardi dijo en conferencia de prensa que el oficialismo no había trabajado los suficiente para que el electorado conociera "el proceso de transformación que ha vivido y que lo impacta positivamente".

Aparte del resultado deslucido para la presidencia, el Frente Amplio perdió la mayoría que ostentaba en el Congreso.

Con el expresidente José Mujica como principal referente, el actual partido de Gobierno tendrá 13 senadores y 42 diputados en la próxima legislatura, lejos de los 16 y 50 legisladores que, respectivamente, le garantizaban el aval a sus iniciativas.

Por el lado opositor, el Partido Nacional tendrá 10 senadores y 30 diputados, mientras que el Partido Colorado contará con bancas ocupadas por 4 senadores y 13 diputados.

La sorpresa de las elecciones fue Cabildo Abierto, un partido de solo diez meses en el ruedo político que lidera un exmilitar y que alcanzó 3 lugares en el Senado y 11 diputados.

La simple suma del 28,22% que logró el candidato por el Partido Nacional (PN), Luis Lacalle Pou, con lo obtenido por el Partido Colorado, 12,16 por ciento, y el sorprendente 10,76 de Cabildo Abierto, del general Guido Manini Ríos, pone al Frente Amplio en dificultades, aún con su 38,6 por ciento de base.

Efectivamente, la alianza "multicolor" propuesta por el líder nacionalista tras conocer el apoyo explícito del colorado Ernesto Talvi y de Cabildo Abierto superaría en votos al postulante del FA, Daniel Martínez, en la segunda vuelta, razón por la cual el resultado oficial dejó más confiada a la oposición que al oficialismo.

Anoche mismo Talvi y Manini manifestaron públicamente su intención de apoyar al candidato del PN, mientras en todos los campamentos partidarios se hacían cálculos acerca del reparto de bancas en el Senado y en Diputados.

El próximo Gobierno uruguayo tendrá que pactar con un parlamento dividido, en cuya integración se advierte un avance de la derecha, gracias a la fuerte elección de Manini Ríos, que expresó abiertamente su admiración por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

El discurso del militar, desplazado de la jefatura del Ejército por el presidente Tabaré Vázquez por criticar el trato de la Justicia a los casos de represión ilegal castrense, caló en un amplio sector de la población, preocupado por una suba en los índices de delitos urbanos.

Los comicios dejan un nuevo Congreso, con fuerzas nuevas y más fragmentado, lo que obligará a un juego particular a quien gane en noviembre.

En Diputados, de las cinco fuerzas actuales con representación se pasará a siete: además de las tres tradicionales (FA, blancos y colorados) tendrán bancas Cabildo Abierto; el Partido Independiente; el Partido de la Gente; y Partido Ecologista Radical e Intransigente (PERI), estos tres últimos con un escaño cada uno.

En el Senado, en tanto, el Frente conserva 13 plazas; el Partido Nacional 10; el Partido Colorado 4 y Cabildo Abierto debutará con 3 legisladores.

FUENTE: diario26.com

Temas

Dejá tu comentario