INTERNACIONALES | Uruguay | Turismo | medidas

Uruguay blinda sus fronteras y apuesta al turismo interno

El Ministro de Turismo de Uruguay, German Cardoso, enumeró las medidas que se acordaron este jueves en el marco del denominado "Plan Verano".

Con un rebrote de la pandemia haciendo foco desde el departamento de Rivera en la frontera con Brasil y muchos casos aparecidos en la capital Montevideo, el Presidente de Uruguay Luis Lacalle Pou, el jueves de la semana pasada anunció en conferencia de Prensa que el país no abrirá sus fronteras al turismo de cara a la próxima zafra de verano, lo que despertó la preocupación de los operadores turísticos. Paralelamente el ministro de Turismo, Germán Cardoso, anunció este jueves algunas medidas para paliar la situación como ser, se exonerará del Impuesto a las Rentas de las Personas Físicas (IRPF) a los alquileres que se realicen en la temporada de verano, desde diciembre hasta el 4 de abril, último domingo de la Semana Santa. El gobierno busca con esta batería de medidas enfocada en el turismo, industria que ha sido golpeada por la pandemia de COVID-19, una rehabilitación en la próxima zafra de verano jugados enteramente al turismo interno.

De la conferencia participaron el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, el ministro de Turismo, Germán Cardoso, la ministra de Economía, Azucena Arbeleche y Alejandro Irastorza, subsecretario de Economía.

El Ministro de Turismo German Cardoso enumeró las medidas que se acordaron este jueves en el marco del denominado “Plan Verano”. “Vamos a tener temporada de verano, ajustados a una nueva normalidad, tomando todas las prevenciones, pero el gobierno asegura y da la certeza de que vamos a tener temporada de verano”, dijo.

Lo anunciado hoy son estímulos para el “alivio” en materia de costos y tributos de los operadores turísticos, así como beneficios y descuentos para estimular el turismo interno entre los uruguayos, dijo Cardoso.

image.png

La hotelería ​tendrá una tasa de Impuesto al Valor Agregado (IVA) cero, “Hemos acordado aplicar el descuento de nueve puntos de IVA” para gastronomía y alquileres de auto. En marzo, dos días antes de que se conocieran los primeros cuatro casos de COVID-19, el gobierno anunció la reducción de los descuentos del IVA para las compras con tarjeta de débito y crédito. Hasta ese momento, regía la reducción de nueve puntos de IVA tanto si se pagaba con débito como con crédito, pero se resolvió que pasara a cinco puntos. De esta manera, el gobierno vuelve a los beneficios que existían hasta ese momento.

Además, se aplicará de manera “más profunda” para el sector turístico una medida ya existente: por cada trabajador que se contrate o reincorpore se dará un descuento de $ 8.000 en los aportes patronales. En junio, el gobierno anunció este beneficio pero con una cifra de $ 5.000 a nivel general, que ahora presenta un incremento para esta industria.

También, los comerciantes que necesiten “inyectar capital” tendrán un apoyo a través del sistema de crédito SIGA (Sistema Nacional de Garantías). En otro orden, se exonerará de Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a los alquileres durante la temporada de verano y se buscará financiar estos alquileres “hasta en 12 cuotas”.

Cardoso dijo también que “Trabajaremos en las próximas semanas junto al BROU” para generar una tarjeta o algún otro producto que sea un “estímulo importante” para obtener beneficios para la actividad turística. Se evalúan medidas complementarias”, dijo Cardoso, quien agregó que el objetivo es que estas medidas “se trasladen en el precio al consumidor final”.

“Estamos dando por un lado, esperando recibir por otro”, dijo a su turno Arbeleche ante la consulta de si se estima a cuánto podría ascender la renuncia fiscal producto de estas medidas.

image.png

La Ministra de Economia dijo también que “Cada una de las medidas tiene una estimación de mínimo y máximo de la renuncia fiscal que implica. Se trata de un rango. Queremos que haya mucha actividad turística”.

Los jerarcas también fueron consultados acerca de la apertura de fronteras de Argentina para los visitantes de los países limítrofes. El secretario de la Presidencia Alvaro Delgado fue directo al respecto manifestando que “El gobierno desaconseja utilizar ese mecanismo”, comentó. “¿Realmente vale la pena?”, se preguntó el secretario de la Presidencia.

Delgado dijo que la persona que vuelva de Buenos Aires tendrá que tener un hisopado “a su costo”, “hacer la cuarentena” y firmar “declaración jurada”. La cuarentena será “controlada”, agregó.

Manifestó también Delgado que “En el sector turístico hay 20.000 personas en seguro de paro. ¿Vale la pena poner en riesgo todo eso?”.

La ministra de Economía, Azucena Arbeleche, dijo que no es un paquete cerrado pero son las medidas que tienen decididas al momento. Además no quiso compartir cifras “porque se trata de un rango”.

En respuesta a la decisión del gobierno Argentino de abrir sus fronteras a los vecinos en plena emergencia sanitaria. El secretario de la Presidencia desestimuló a los uruguayos para viajar a Argentina.

Delgado, insistió en la idea de que “no vale la pena” arriesgar la situación de Uruguay y viajar a Argentina “por un par de championes o un vaquero”.

“El gobierno desaconseja utilizar ese mecanismo. Pero ¿vale la pena? Sabemos que hay diferencia cambiaria pero poner en riesgo la salud de sí mismo, de familiares, de amigos…”, advirtió.

Consultado sobre si se contemplarán más excepciones para el ingreso de extranjeros a Uruguay, Delgado dijo que “se van a estar revisando en forma permanente”.

“No es la temporada que queremos, es la temporada que podemos, pero habrá temporada”, subrayó.

FUENTE: icndiario.com

Dejá tu comentario