POLICIALES |

“Vamos a seguir combatiendo el delito y dando paz a la comunidad”

Así lo dijo el Ministro Fiscal, Edmundo Jiménez. Destacó la importancia del megaoperativo en dónde se secuestraron 42 armas de fuego y tres personas fueron detenidas.

 

 El megaoperativo se realizó en el marco de las políticas de lucha contra el delito delineadas por el Ministerio Público Fiscal. A través de la Fiscalía en Robos y Hurtos I, a cargo del doctor Diego López Ávila, se realizaron desde la madrugada del jueves, 17 medidas de allanamiento en diferentes barrios de la capital, Manantial Sur, Villa Mariano Moreno, Los Pocitos, El Colmenar y Tafí Viejo. Esas tareas se sumaron a las concretadas el miércoles en Raco, El Siambón y El Nogalito.

“Esta persona tenía una estructura muy importante. Es sorprendente la cantidad de armas secuestradas, que no estaban en condiciones legales. Todos los operativos que venimos haciendo con la Policía y con Gendarmería, con inteligencia policial y del MPF, particularmente de las fiscalías, están teniendo un resultado muy satisfactorio, y vamos a seguir en ese camino. Vamos a seguir combatiendo el delito y dando paz a la comunidad”, remarcó el jefe de los fiscales.

Armería clandestina 

Desde el MPF se comunicó que las tareas comenzaron en la madrugada del jueves y continuaron durante la mañana y parte de la tarde de hoy. Bajo la supervisión del fiscal López Ávila, trabajó el Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) y el personal de la Brigada de Investigaciones Norte, que llevó adelante la investigación preliminar y; además, participaron de las medidas de allanamiento. 

Como saldo de esas tareas, en una presunta armería ilegal en la ciudad de Tafí Viejo, fue incautado un verdadero arsenal, consistente en 42 armas de fuego de diferente calibre. Fueron secuestrados revólveres, pistolas, escopetas y fusiles; además de maquinaria para reparación y mantenimiento de las mismas.

En tanto, en otros allanamientos, se hallaron cinco motocicletas que tendrían pedidos de secuestro por haber sido utilizadas en distintos hechos delictivos y $ 200.000 en efectivo, cuya procedencia no fue justificada por los propietarios del domicilio donde fue hallada esa suma. 

La investigación

López Ávila destacó las tareas investigativas que se practicaron. “Esto proviene de un trabajo importante que hizo la Regional Norte, con gran presencia del ECIF y personal del MPF, que se extendió a la zona de Raco y El Siambón, donde se dieron una serie de robos a propiedades privadas. La información era que había gente en la ciudad que habría participado de esos hechos”, señaló.

Organización criminal

“Esto denota que estamos hablando de una banda sumamente aceitada, que estaba provocando robos en distintas partes, no sólo de la Capital, sino en zonas aledañas, posiblemente en villas veraniegas”, manifestó López Ávila, quien destacó la importancia de haber sacado del mercado negro las armas que fueron confiscadas durante los allanamientos. 

“No sólo hablamos de una tenencia o portación ilegal, sino directamente de un acopio de armas. Esta persona, presuntamente estaría aceitando este mecanismo de alquilar armas para provocar hechos delictivos. Sacamos estas armas de las manos del delincuente. Por lo cual, el éxito del operativo es altamente positivo”, expresó el fiscal. 

“No recuerdo qué en un solo allanamiento, desde hace mucho tiempo, se haya secuestrado semejante cantidad de armas”, destacó. 

Una vivienda muy peculiar

A partir de la pesquisa, se obtuvo información importante respecto de una presunta armería clandestina, donde tenían máquinas para modificar proyectiles, que contaban con amplio poder de vulnerabilidad sobre las personas; y sobre todo, de enorme capacidad de fuego.
López Ávila relató qué, tras la fachada de una vivienda familiar, común y corriente, funcionaba la presunta armería ilegal, donde su propietario fue aprehendido.

El funcionario judicial admitió que se ingresaba a la propiedad, y por un pasillo interno, se accedía al lugar donde estaba el taller. “Directamente era una empresa. Sus vecinos no sabían ni a qué se dedicaba”, resumió.  

Respecto a los otros tres sujetos, el investigador manifestó que cuentan con un abultado prontuario por diferentes delitos. Uno de ellos fue detenido cuando intentaba descartar un arma. Allí fue incautada una balanza de precisión. Aunque no se halló droga, pero no se descarta que la misma haya sido utilizada para pesar la sustancia ilegal, una vez que era fraccionada.  

Derivaciones de la causa
 
Las fuentes judiciales señalaron que existe la posibilidad que de estas armas se abran otros procesos, porque cada una de ellas puede estar relacionada a armas sustraídas de viviendas o utilizadas en robos agravados. Los investigadores destacaron que la información que se obtiene de un allanamiento tiene mucha importancia, ya que permite empezar a relacionarlo con otros delitos.

“El trabajo que está haciendo el MPF, desde las fiscalías, con el trabajo de inteligencia criminal por parte del ECIF, es importantísimo. Además, sin la colaboración de la Policía no se podría haber llegado a estos resultados”, concluyó López Ávila.

 

Fuente: MPF

Dejá tu comentario