ARTE Y CULTURA |

Victor Quiroga presenta "No me afloje la cola a la vaca"

La obra permanecerá en exhibición hasta marzo del 2020; y podrá ser visitada de martes a viernes, de 9:00 a 12:30 y de 16:30 a 20:30hs; sábados y domingos de 16:30 a 20:30 hs. y feriados de 17:30 a 20:30hs. Entrada libre y gratuita.

El pasado viernes 6 de Diciembre a las 20:30hs se inauguró en la sala principal del Museo Provincial de Bellas Artes Timoteo Navarro (9 de julio 44) “No me afloje la cola a la vaca”, una exposición retrospectiva del artista tucumano Víctor “Tito” Quiroga.

La misma permanecerá en exhibición hasta marzo del 2020; y podrá ser visitada de martes a viernes, de 9:00 a 12:30 y de 16:30 a 20:30hs; sábados y domingos de 16:30 a 20:30 hs. y feriados de 17:30 a 20:30hs. Entrada libre y gratuita.

Quiroga es uno de los máximos exponentes de la pintura tucumana de las últimas décadas. Sus obras narran sobre los mitos y leyendas populares de Argentina y de la propia identidad tucumana. De tenor costumbristas, están enmarcadas en un “realismo mágico” entre lo rural y lo universal, donde se ven sucesos cotidianos o paisajes a veces conocidos, a veces oníricos, de esencia romántica, irónica, intimista, social y ancestral; donde la vida diaria es atravesada por mitos y leyendas de las culturas originarias locales.

El artista cuenta algo de lo que sucede en sus obras, piezas de color efusivo, sin miedo a exagerar la forma ni la cromática. Aparecen diferentes escenas de la vida, como un personaje que jugaba a la pelota o unos amigos tomando vino. Pero quizá lo más llamativo de su pintura son los prodigiosos cielos que cubren esas escenas que destilan cultura popular por donde se las mire.

Según Esteban Blanco, en la obra del artista a veces nos encontramos con un arte que nos parece extrañamente familiar, casi una memoria archivada, pero para el cuál no tenemos apoyo en la experiencia: “la pintura de Víctor Quiroga nos provee precisamente este sentido de deja-vu sensual. Estas escenas de sueños, pobladas de personajes escapados a Thomas Hart Benton, se revelan a una luz fantasmagórica en la que flotan animales mágicos – algunos amenazantes y sugestivos –, en otras, una claridad cegadora baña personajes y objetos con la misma tonalidad espectral pero del otro lado del registro cromático.

Dejá tu comentario