ECONOMIA | Alberto Fernández | Combustibles

Rige una nueva suba y el litro de nafta súper en Tucumán se ubica en $55,59

El aumento del 5% promedio es como consecuencia del fin del decreto que congelaba los precios de los combustibles por 90 días. Se esperan dos incrementos más hasta fin de año.

Cargar nafta hoy en todo el país es más caro. Desde la medianoche rige un nuevo incremento en el precio de los combustibles.

Las petroleras decidieron aplicar un incremento cercano al 5 % en el precio de las naftas. El aumento rige desde esta medianoche y es aplicado por las tres mayores empresas del mercado: YPF, Axion y Raizen, que comercializa la marca Shell.

De esta manera en Tucumán los valores de las distintas petroleras quedaron de la siguiente manera:

YPF: Nafta súper: $55,59 - Premium $62,84 - Diesel común $52,19 - Diesel Infinia $59,79

SHELL: Nafta súper $56,73 - Nafta Vi Power $63,66 - Diesel común $52,96 - Diesel Premium $60,30

REFINOR: Nafta súper $55,59 - Nafta premium $62,84 - Diesel común $52,19 - Diesel premium: $59,79

Algunas estaciones ya estaban modificando los importes durante esta madrugada, mientras que otras proyectaban hacerlo durante el resto del día.

La suba del 5% promedio es como consecuencia del fin del decreto que congelaba los precios de los combustibles, que duró 90 días y se conoció tras el resultado de las elecciones primarias.

Las remarcaciones estaban siendo realizadas esta madrugada por todas las estaciones de las principales petroleras. Como son cuatro productos en cuestión (nafta súper, nafta premium, gasoil y gasoil premium) y cada bandera posee su propia estrategia comercial, el aumento promedio puede llegar a estar por arriba del 5%, según revisaban algunos estacioneros.

Las compañías vienen diciendo que tienen un retraso en torno al 20% con respecto a los "precios de mercado". Ese importe se determina en relación a la "paridad de exportación", es decir el importe que reciben las petroleras si exportan el barril de crudo, menos las retenciones, que está en torno a los US$ 52.

Durante la regulación, las petroleras tuvieron dos aumentos, en un rango de entre 4% y 5% cada uno. A través de un decreto, la secretaría de Energía (dependiente del ministerio de Hacienda) quedó facultada para intervenir en los importes de los combustibles por 90 días. Fue para evitar que la devaluación posterior a las elecciones primarias -en las que el dólar saltó de $ 45 a $ 57- fuera trasladada a precios.

En las compañías consideraron que el aumento autorizado a comienzos de mes fue insuficiente, ya que el último incremento vino acompañado de una mayor tributación.

En los planes de las compañías hay dos aumentos más, además del de hoy. Cada uno rondaría el 5% y serían para aplicar a fin de mes y en diciembre. De todas formas, la duda está en saber si la próxima administración -de Alberto Fernández- congelará los precios o decidirá retrotraerlos.

Dejá tu comentario