POLICIALES |

Se realizaron allanamientos por el asesinato del agricultor

Este sábado en la madrugada personal de la División Homicidios de la Policía de Tucumán llevó a cabo varios allanamientos en San Cayetano.

En el marco de la investigación que llevan adelante por el asesinato de un agricultor en la localidad de Río Colorado, ocurrido el miércoles pasado, este sábado en la madrugada personal de la División Homicidios de la Policía de Tucumán llevó a cabo varios allanamientos en San Cayetano.

“En el Barrio Lola Mora se realizaron una serie de medidas solicitadas por la Fiscalía de Homicidios y otorgadas por el Juzgado interviniente con colaboración de la Guardia de Infantería y del Grupo CERO y como resultado se lograron secuestrar elementos que son de interés para la investigación”, informó el Comisario Christian Peralta, Jefe de la División Homicidios.

“La información que se consiga a partir de los elementos recuperados, va a servir para enmarcar y seguir el rumbo de las hipótesis en las que ya estamos orientados por determinación de la Fiscalía”, detalló. Entre los objetos hallados hay varios teléfonos celulares que serán peritados y analizados.

Según detalló Peralta, a partir de las investigaciones realizadas tras el hecho, una pista llevó a sospechar que los propietarios de las viviendas allanadas fueron quienes perpetraron el crimen, pero todo es materia de investigación.

“La investigación continúa abierta para esclarecer lo ocurrido. Con los nuevos elementos con los que se cuenta y con lo que se está reuniendo por separado, se va a profundizar y se lo va a adjuntar a la causa para que desde la Fiscalía se soliciten las medidas pertinentes al Juzgado para que las ejecutemos”, señaló.

El crimen

Américo Cristóbal Ferreyra, un agricultor de 76 años, fue ultimado con cuatro disparos cuando ingresaron a la vivienda de su hijo. El hecho de sangre ocurrió alrededor de la 1 de la madrugada de este miércoles en la localidad de Río Colorado, a la altura de las rutas 157 y 323, en el departamento Leales.

Según las primeras averiguaciones de la Policía, al menos ocho delincuentes ingresaron armados y encapuchados en la casa del hijo de la víctima llevándose 50 mil pesos, un automóvil Chevrolet Aveo, y teléfonos celulares. Ferreyra, quien vive a metros de la casa de su hijo, habría escuchado ruidos y salió a enfrentar a los delincuentes, quienes lo ultimaron con cuatro disparos causándole la muerte.

“Después de cometer el hecho, los sujetos se dieron a la fuga en un auto Fiat Palio color rojo, que sería propiedad del hijo de la víctima. Ese vehículo es el que se encontró luego, a las 5 de la madrugada, incinerado en la jurisdicción de la Comisaría Trece de la Capital”, aseguró el día del hecho el jefe de la Unidad Regional Este (URE), Carlos Valdez.

(Secretaría de Comunicación Pública de Tucumán)

Dejá tu comentario