GOG OCT 1140x100 Viviendas
NACIONALES | abuso infantil | Papa | delito

Abuso infantil: "tuve que afrontar un intento de silenciamiento"

El papa decidió incluir al abuso infantil como un delito en el derecho canónico. Sebastián Cuattromo, sobreviviente de abuso habló al respecto en LV12.

Sebastián Cuattromo, uno de los fundadores de la Asociación Civil Adultxs por los derechos de la infancia, fue víctima de abuso a los 13 años, mientras cursaba la primaria en el Colegio Marianista del barrio porteño de Caballito, por parte del docente y referente católico Fernando Picciochi. Recién en 2012, a los 36 años, logró el juicio y la condena de quien había sido el abusador en su infancia. Cuattromo habló, en comunicación con radio LV12, sobre la decisión papal de incluir al abuso infantil y adolescente como un delito en el derecho canónico.

"Vemos como algo positivo este tipo de medidas y decisiones, de reconocer que el abuso sexual contra la infancia, fundamentalmente, es un descomunal abuso de poder. Reconocer las nefastas políticas, que se han llevado dentro de la iglesia católica, de complicidad, de encubrimiento con los agresores, de profunda desprotección de las víctimas, se plasme dentro del derecho canónico", empezó diciendo Sebastián Cuattromo.

Aclaró que es una avance pero, al mismo tiempo, en todos estos años de papado de Francisco, lo que ven los luchadores y luchadoras, de muchas partes del mundo, es un gran trecho entre los gestos, las decisiones y, luego, su aplicación y transformación en la práctica. En ese sentido destacó que todavía hay una distancia crítica muy grande, que debe recorrer la iglesia católica, para proteger a las victimas, a la infancia del presente frente a este delito y, para terminar con todo tipo de complicidad con los agresores.

"Un gesto mucho mas transformador hubiera sido que la propia iglesia católica decidiera abstenerse de intervenir en los casos de abuso sexual y que, cuando sucediera algo así, directamente se diera intervención a a la justicia civil", explicó.

Manifestó que, si todo esto ocurre, es por el formidable avance público y colectivo de las luchas que van llevando las victimas, hace años, en condiciones de profunda adversidad y que, esas luchas, al hacerse visibles en la opinión pública mundial, han generado las condiciones para que hoy, desde la jerarquía católica, no quede otro camino más que tomar nota de todo esto y tratar de dar cuenta de esta situación.

image.png

"En mi caso, mi historia es pública hace años. No solo logre el juicio y la condena penal de mi abusador, después de 20 años, sino también logré que la institución de este colegio, tuviera que asumir su responsabilidad civil frente a este delito y, en esa instancia, tuve que afrontar un intento de silenciamiento por parte de esta congregación de los hermanos marianistas que lo que pretendían era que las victimas accediéramos a una reparación económica por el delito del que habíamos sido víctimas pero que, a cambio, guardáramos confidencialidad respecto a lo sucedido" .

Sebastián Cuattromo contó que esta situación fue denunciada en el arzobispado de la ciudad de Buenos Aires que, en ese momento, encabezaba Bergoglio quien nunca lo recibió personalmente y, a través de un secretario, lo invitó a tramitar su pedido ante la vicaría de Flores donde fue recibido por el Obispo Mario Polli y, finalmente, la respuesta que recibió por parte de la jerarquía católica de Buenos Aires fue que ellos avalaban la actitud del colegio marianista.

"No menos doloroso que ese aval, fue la postura de profunda arrogancia y subestimación de la gravedad del delito y de la injusticia de la que estábamos hablando".

Al finalizar resaltó la importancia de la tarea de concientización y visibilización del tema.

Dejá tu comentario