ECONOMIA | Alimentos | julio | agosto

Los alimentos subieron 2,1% en la primera semana de agosto

Según el REM, el IPC subiría 6% este mes, luego de alcanzar su máximo en el año en julio, cuando habría trepado 7,5%: el dato oficial se conoce este jueves.

El jueves, el INDEC dará a conocer el dato de inflación de julio que, estiman las consultoras, será la más alta del año. Sin embargo, si bien se espera cierta desaceleración durante agosto, los primeros relevamientos privados no son demasiado alentadores. Es que, por ejemplo, la canasta de alimentos que mide la firma LCG, presentó en la primera semana del mes una suba del 2,1%. Si bien se trata de una variación menor a la registrada en la primera semana de julio (fue del 2,5%), es un dato elevado que representó una aceleración de 1,1 puntos porcentuales frente a la semana previa. Al tratarse del rubro con mayor incidencia, de mantenerse esta tendencia sumará una presión extra al IPC de agosto: según el REM del Banco Central, se espera un alza del 6% para este mes.

“La primera semana de agosto cerró con un incremento en el nivel de precios de los alimentos y bebidas del 2,1%. Si bien las primeras semanas de cada mes suelen mostrar registros más altos, lo cierto es que desde el último mes se observa un salto discreto en la inflación semanal”, señalaron desde LCG.

En cuanto a los ítems que más subieron en los primeros días del mes, se destacan los “productos de panificación, cereales y pastas”, subieron 4,3%; la “azúcar, miel, dulces y cacao”, 4,1%; las verduras, 2,1%; los productos lácteos y huevos 1,8%. Las carnes, en tanto, subieron 1,5%.

“Con esta dinámica, alimentos y bebidas se posicionan con una variación del 7% punta a punta en cuatro semanas y del 6,8% promedio, continuando así en un sendero cada vez más elevado. El porcentaje de productos con aumentos dentro de la canasta se mantuvo en torno al 25%, marcando así cinco semanas consecutivas con valores por encima del 20%. Esto significa que todos los productos de la canasta registran un aumento por mes”, agregaron desde LCG.

Desde la firma señalaron también que “luego de la renuncia de Guzmán, la volatilidad cambiaria y las mayores restricciones al financiamiento de importaciones resultaron en el escenario ideal para acelerar una remarcación de precios que ya venía con una inercia elevada”. En ese escenario, el relevamiento de precios de alimentos que realiza la consultora subió 7,4% promedio en julio.

Por su parte, al analizar algunos de los factores que impulsan al alza el precio de los alimentos, Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market, sostuvo: “La inflación actúa en rezago debido a la fuerte emisión monetaria, pero además los precios se aceleraron por otros motivos adicionales: la restricción a las importaciones, que generó que en ciertos bienes haya expectativa de falta de reposición del stock; otro es la suba de los tipos de cambios paralelos, porque al no tener acceso al tipo de cambio oficial, el mercado veía más al dólar CCL, que llegó a tener una brecha del 150%, que el mayorista; y por otra parte, expectativas negativas con respecto a la aceleración de esa emisión monetaria y descontrol fiscal por parte del Gobierno”.

image.png
Inflación: Los alimentos treparon 2,1% en la primera semana de agosto.

Inflación: Los alimentos treparon 2,1% en la primera semana de agosto.

Inflación de julio y REM

El próximo jueves, el INDEC dará a conocer la inflación de julio, un mes marcado por la volatilidad en los tipos de cambio alternativo y la incertidumbre política: comenzó con la renuncia de Martín Guzmán como ministro de Economía y finalizó con la asunción de Sergio Massa, con Silvina Batakis ocupando ese cargo por algunas semanas. También influyó, advierten los analistas, la restricción a las importaciones impuestas a fines de junio.

Es en ese escenario que el IPC presentará, seguramente, la suba más grande del año. Incluso, se ubicará por encima del 6,7% de marzo. De hecho, distintas consultoras privadas consultadas por Ámbito habían pronosticado una inflación general entre el 6,8% y el 8%.

Según el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) del BCRA, la tasa de inflación en el séptimo mes del año habría sido del 7,5%, luego del 5,3% de junio. Hacia adelante, si bien se estima una desaceleración, continuará siendo en niveles elevados.

Para las consultoras del REM, en agosto la inflación será del 6%, bajará al 5,5% en septiembre, será de 5,3% en octubre, 5% en noviembre y 5,1% en diciembre, para alcanzar el 90,2% en el acumulado este año.

Dejá tu comentario