DEPORTES | árbitros | jugadores | Fútbol

Árbitros: "Estamos matando al fútbol de Tucumán"

Ezequiel Jiménez, uno de los tres árbitros agredidos en la cancha de San Pablo, relató en Continental, la repudiable situación de violencia que vivieron.

El pasado fin de semana, se registró un hecho lamentable de violencia en la cancha de San Pablo, donde familiares, jugadores, cuerpo técnico y dirigentes de Unión Aconquija, agredieron a los árbitros del encuentro que disputaban el club de Yerba Buena y la Escuela Miguel Brandán, por el campeonato de Fútbol Infantil.

Los árbitros Marcos Amar, Marcos Gorosito y Exequiel Jiménez, terminaron encerrados en el vestuario con golpes.

"El primer partido fue perfecto que lo dirigí yo; el segundo partido lo dirigió mi compañero Marcos Amar, ganó bien Brandán 2 a 0. Nos sentamos a esperar el tercero y vino el presidente del Club Unión Aconquija insultó y amenazó a Marcos Amar", contó Jiménez.

Tras esto, "los jugadores nos amotinaron para agredirnos, lo escupieron al árbitro principal, le pegaron al otro asistente y después se desató todo cuando entraron los padres, cuerpo técnico y el presidente a golpearnos. Tratamos de calmar la situación pero vivimos una pesadilla y normalizan que pegarle a un árbitro está bien", agregó.

En cuanto al video que se viralizó, Jiménez sostuvo que lo que se muestra "es lo último" del hecho violento. "A mi me agarraron entre 5, fue un desastre porque tenía que defenderme".

Los jugadores que agredieron a la terna, son categoría 2004 y sus edades rondan entre los 16 y 17 años. "Están a un paso de jugar la primera de liga y normalizan que insultar a un árbitro está bien".

Suspensión de la fecha

Hace unos días, los árbitros decidieron parar por hechos de violencia y tras el retorno, se da nuevamente. "Yo sabía que el paro no iba a servir para nada e iba a seguir, esta sociedad es muy precaria y somos subdesarrollados en ese tema. Yo ayer la viví en carne propia y no sé cuántos años tenemos que parar para que la gente se de cuenta que estamos matando al fútbol de Tucumán. Hasta en Cebollitas se vive esto, no da para más", cerró Jiménez.

Dejá tu comentario