DEPORTES | Argentina | Buenos Aires | Juan Martín del Potro

El rey del tenis en Argentina

Roger Federer vuelve a jugar en el país tras 7 años, enfrentará al alemán Alexander Zverev en el estadio Mary Terán de Weiss, del barrio porteño de Villa Soldati.

El tenista suizo Roger Federer, vigente en el podio de la ATP a sus 38 años, se enfrentará esta noche al alemán Alexander Zverev en una exhibición en Buenos Aires que forma parte de una serie de cinco desafíos que animarán en Latinoamérica.

image.png

Federer, nacido en Basilea y con una colección de 20 títulos de Grand Slam (es el más ganador de la historia), protagonizará un "duelo" generacional con Zverev, de 22 años, a partir de las 18 en el estadio Mary Terán de Weiss, en el barrio porteño de Villa Soldati, con capacidad para 15.000 espectadores.

image.png

Se trata de la segunda visita del crack suizo al país, en esta ocasión luego de haber sido semifinalista del Masters de Londres, al igual que Zverev, lo que permite presagiar un espectáculo de alto nivel, más allá de que se tratará de una exhibición.

image.png

La anterior visita del suizo a la Argentina fue el 12 y 13 de diciembre de 2012, cuando ofreció dos exhibiciones con el tandilense Juan Martín Del Potro en Tigre.

image.png

En esta ocasión, el helvético también había elegido a Del Potro como rival, pero el tandilense no se recuperó a tiempo de la lesión en la rótula derecha que lo tiene a maltraer desde hace un año y debió declinar de la exhibición, dejando su lugar al alemán nacido en Hamburgo, uno de los tenistas con mayor futuro en el circuito.

image.png

Federer comenzó su serie de cinco exhibiciones anoche, cuando venció por 6-3, 4-6 y 6-4 al alemán ante 13.000 espectadores que llenaron el Movistar Arena de Santiago de Chile.

image.png

Federer se permitió un gusto, dado que en el Torneo de Maestros finalizó la competencia oficial en los torneos ATP. Junto a su comitiva, Roger fue a almorzar a Cabaña Las Lilas, un tradicional restaurant de Puerto Madero.

image.png

Y allí quedó cautivado por el asado y las achuras. Es más, ante los periodistas aceptó, entre sonrisas, que llegaba “con la panza llena”.

Como agradecimiento, Federer dejó un mensaje en el libro de visitas. “Gracias por un maravilloso almuerzo. La comida estuvo perfecta. Espero volver en alguna otra ocasión”, escribió; y rubricó su misiva.

image.png

Dejá tu comentario