azúcar | Alimentos | consumo

Azúcar cero: La "Semana de la No Dulzura" celebra su cuarta edición

La Semana de la No Dulzura busca concientizar sobre el consumo excesivo de alimentos altos en azúcar, y cumple ya cuatro años.

En diálogo con LV12, la nutricionista Elizabeth Rigada profundizó acerca de la iniciativa "Semana de la No Dulzura", que surge como contrapropuesta a la "Semana de la Dulzura", tradicionalmente celebrada en el mes de julio y que se basa en el intercambio de chocolates y golosinas. "Es una campaña que busca concientizar sobre el consumo de azúcar", afirmó Rigada, quien además es miembro de la Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas Dietistas.

Elizabeth Rigada Nutricionista.jpg
La nutricionista Elizabeth Rigada destaca la importancia de una alimentación saludable y la reducción del consumo de azúcar para una vida sana.

La nutricionista Elizabeth Rigada destaca la importancia de una alimentación saludable y la reducción del consumo de azúcar para una vida sana.

En esta campaña, si bien se busca promover hábitos saludables de alimentación en general, se hace énfasis en el consumo de azúcar. "El azúcar muchas veces no está declarada en los alimentos, pero está, a veces de forma engañosa adoptando otros nombres". En este sentido, Rigada destacó la importancia de la Ley de Etiquetado Frontal sancionada este año, ya que advierte al consumidor sobre el exceso de azúcar en determinados alimentos y el origen de esos azúcares.

Consultada por la cantidad de consumo de azúcar diaria recomendada, Rigada respondió que entre 20 y 30 gramos por día según lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud; "serían 5 o 6 cucharaditas de té por día, pero al tener azúcares con otros nombres incorporados en los alimentos, uno sigue consumiendo. Hay cerca de 50 productos con azúcares que figuran con otros nombres". Además, Rigada alertó sobre productos como los snacks, pizzas, aderezos, jugos, entre otros que aunque "no son dulces, tienen azúcares en su contenido" que se van sumando a la ingesta diaria.

image.png

En cuanto al consumo de bebidas gaseosas, Rigada hizo una distinción entre bebidas "light" y dietéticas. Las primeras tienen una reducción de un determinado elemento. "El Código Alimentario Argentino define a las bebidas light como productos que tienen una disminución de algún componente de la fórmula original a partir de un 25%. Por ejemplo, si la fórmula original tenía 100 gr. de azúcar y se le reduce un 25%, el producto final tendrá un 75% de azúcar. El componente disminuido en este caso es el azúcar. En el caso de la sal light, lo que tiene es 25% menos sodio. Eso es la fórmula light".

Los productos dietéticos, por su parte, se caracterizan por tener una carencia absoluta de una determinada sustancia. "Una sal dietética, por ejemplo, es aquella que no tiene sodio".

Con respecto a los octógonos presentes en el etiquetado de los alimentos, según Rigada el objetivo es informar al consumidor sobre los componentes y sus cantidades para prevenir enfermedades derivadas del exceso de su consumo, como la diabetes, la hipertensión, el colesterol alto, la obesidad y demás enfermedades crónicas no transmisibles como el cáncer.

Finalmente, Rigada destacó la labor de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) en la capacitación de PyMEs para la reformulación de sus productos. En cuanto al ambiente educativo, la nutricionista señaló que "si se realiza educación nutricional desde jardín, la primaria y la secundaria, desde un abordaje curricular integral, el día de mañana habrá adultos con conciencia a la hora de elegir alimentos".

Dejá tu comentario