DEPORTES | Boca | Simoca | pruebas

De Simoca a Boca: "Lloró por la tremenda emoción"

Julio Mercado, padre de Nicolás de 13 años, relató en LV12, la emocionante historia del juvenil tucumano que quedó en Boca Juniors.

Tanto en Boca Juniors como en cualquier otro club, cuando suena la frase: “Bueno, chicos, muchas gracias, los vamos a llamar la semana que viene”, y los días pasan, los teléfonos no suenan y los sueños se desvanecen.

Probarse y quedar en las Inferiores de un equipo del fútbol argentino, a veces, se vuelve más difícil que jugar, brillar y llegar a la Primera.

En las pruebas de jugadores, muchas numerosas, caóticas e injustas, se quedan varios proyectos de cracks.

Nicolás, el juvenil de 13 años, oriundo de Simoca, esperó pero la alegría finalmente llegó y hoy vive un gran sueño, tras haber quedado seleccionado para ser parte de la cantera de del Xeneize.

image.png

"En agosto vino la gente de Boca e hizo pruebas en Azucarera Argentina, le tomaron los datos, pasaron un par de meses y lo llamaron para ir a Ezeiza, entrenaron pero no nos dijeron nada", contó Julio, quien decidió en ese momento volver a Simoca tras no haber recibido respuestas.

Y un día la llamada llegó...

El destino estaba a punto de trasladarlo al Club Banfield ya sin esperanzas de que lo citen de Boca. "La verdad que no esperábamos la llamada un domingo a la noche. Vimos el número de Buenos Aires y fue una emoción tremenda, además que nosotros somos de Boca", contó el padre de Nico.

image.png

El futbolista categoría 2003 volvió a Ezeiza con las ilusiones renovadas. "Los profes llamaron a los chicos pero no pudimos ver nada porque todo es muy estricto. Cuando terminó el entrenamiento, vino Diego "Chiche" Soñora y me dijo que estaban buscando talentos, que en él lo vieron y querían que venga en enero a hacer la temporada en Boca. Nos dimos vuelta y lloró por la tremenda emoción".

En diciembre hay una evaluación y podría quedar en la pensión de Boca para el año que viene, donde tendrá todo lo que necesite, incluyendo los estudios. "Esto es un sueño, ellos llegan con toda la ilusión pero muchas veces la realidad es cruel para algunos", cerró Julio, quien acompañará con toda la familia a esta promesa tucumana.

Dejá tu comentario