DEPORTES | Boca | Diego Martínez | Central Córdoba

Diego Martínez tiene que armar un rompecabezas en Boca

Boca visitará al Ferroviario este domingo y Diego Martínez tendrá que recurrir a algún juvenil para la última línea ante la gran cantidad de bajas.

Luego del empate con sabor a derrota que sufrió ante Fortaleza, en Boca deberán dar vuelta pronto la página porque este domingo visitarán a Central Córdoba por la segunda fecha de la Liga Profesional y para ese encuentro el técnico, Diego Martínez, debe resolver un problema central: el rearmado de la defensa, zona en la que ya tenía bajas y ahora suma una más por la molestia que sufrió Nicolás Figal ante los brasileños.

Antes del cruce con los brasileños, el Xeneize ya había perdido a Marcos Rojo, quien se desgarró el isquiotibial de la pierna izquierda en la previa al compromiso en Paraguay ante Sportivo Trinidense, y a Aaron Anselmino, que justamente sufrió la misma lesión en el mismo músculo y ante idéntico rival, solamente que fue en el primer choque disputado en La Bombonera, cuando hizo el gol del triunfo.

El zaguero nacido en Bernardo Larroudé, de 19 años, tenía todo listo para volver en estos días y el fin de semana se había sumado al grupo, pero en la práctica del lunes se resintió de la lesión y estará de baja por lo que queda de este semestre.

A esto hay que sumarle que desde hace un tiempo dejó de ser opción Nicolás Valentini, quien finaliza su vínculo con la institución en diciembre de este año y fue colgado luego de que decidiera no renovar en las condiciones que se habían acordado. Si bien las charlas no están caídas, por ahora no avanzan y no lo contarán ante el Ferroviario.

image.png

Para empeorar aún más el panorama, frente a Fortaleza, Figal duró solo un tiempo en cancha por una molestia en la zona posterior del talón izquierdo y el jueves se presentó en el entrenamiento pero rápidamente dejó el predio de Ezeiza para hacerse estudios que confirmaron lo peor: tiene una lesión muscular y será baja al menos dos semanas.

Con este panorama, Boca llega con urgencias en la defensa al duelo ante Central Córdoba. Para la zaga solo quedan Cristian Lema, que pdorá volver tras cumplir la fecha de suspensión por la roja que recibió frente a Estudiantes en la Copa de la Liga, y Lautaro Di Lollo, quien en este semestre sumó cuatro partidos y jugó todo el complemento ante Fortaleza.

Como alternativa emerge Mateo Mendía, quien ya fue convocado para ir a Tucumán y repitió en la Sudamericana, pero todavía no debutó en Primera y tiene poco rodaje en Reserva y en el equipo Sub-20. Por su parte, para el lateral derecho tendrá que seguir apostando por Luis Advíncula porque con la lesión ligamentaria de Lucas Blondel no hay reemplazo.

El que jugó algunos partidos como marcador de punta en ese sector las veces que decidieron guardar al peruano, el que improvisó en ese sector fue Di Lollo. Sino la opción que queda es mirar a la Reserva en la que se viene destacando mucho Tiago Simoni, hermano de Valentini, pero es otro que tampoco debutó y ni siquiera ha sido convocado.

FUENTE: TyC Sports

Dejá tu comentario