INTERNACIONALES | Bolivia

"Hay un nivel de persecución muy grande"

Agustin Lecci, del sindicato de prensa de Buenos Aires, en comunicación con LV12 informó sobre su visita a Bolivia y el relevamiento que hicieron acerca de los derechos humanos.

Agustin Lecci, es integrante de la delegación argentina que viajo a Bolivia, para monitorear violaciones a los derechos humanos por el golpe de Estado que se registó en dicho país.

“Es una comisión que se propone la defensa de los derechos humanos, que en Bolivia están siendo tremendamente violados, es una situación muy crítica, una persecución muy grande, un hostigamiento hacia la población pobre, indígena, campesina, trabajadora, y a todos los que repudian el golpe de Estado que son tratados como terroristas”, empezó contando.

Lecci, dijo que, en su visita al vecino país, pudo ver represiones a mansalva sin ningún tipo de justificación, heridos que estuvieron graves sin ser atendidos en hospitales y fueron detenidos. Así también, denuncias de violaciones a mujeres que estaban detenidas.

“Recibimos testimonios de primera mano, hablamos con familiares de asesinados, con una madre de tres chicos detenidos, dos con síndrome de down, y visitamos heridos en hospitales”.

Respecto a la comisión que formaron, mencionó que la idea original fue de movimientos sociales que tiene muchos compañeros en la comunidad boliviana. Apadrinada por Pérez Esquivel y varios organismos de Derechos Humanos. La integran más de 20 abogados, un ex juez y gente con comprobada experiencia en la materia.

image.png

“Nuestro trabajo fue focalizado en Senkata, donde hubo por lo menos 12 muertos registrados, donde se encuentra la planta de gas y de YPF boliviana. La represión allí fue salvaje, están las pruebas, hay docenas de balazos en las paredes de las avenidas”.

El integrante de la delegación argentina en Bolivia, remarcó que “ver las heridas de personas con balazos, escuchar los testimonios de madres con hijos desparecidos por la represión, son situaciones que no dejan de sorprendernos”.

También hizo referencia a la amenaza que recibieron por parte del ministro de gobierno de facto, Murillo:

“Nos amenazó públicamente, lo cual es un síntoma de debilidad del Gobierno. Era llamativo, que todos los relatos, de cuando uno preguntaba cuál era la explicación por la cual detenían a la gente, era porque eran vándalos sediciosos y terroristas. Lo mismo que nos decían a nosotros”, finalizó.

Temas

Dejá tu comentario