INTERNACIONALES | Brasil | Donald Trump | China | Jair Bolsonaro | Venezuela

Buscan evitar el proteccionismo y profundizar lazos comerciales

Los mandatarios del bloque de países emergentes más poderosos del planeta ya están en el Palacio de Itamaraty para una nueva cita. Participan también Xi Jinping, de China, Vladimir Putin, de Rusia, Nerendra Modi, de India y Cyril Ramaphosa, de Sudáfrica.

El mandatario de Brasil preside la segunda jornada de la cumbre del bloque de los países emergentes más poderosos del globo y ya comienza a vislumbrarse el rumbo de la cita. Es que, a priori, la relación cercana con el norteamericano Donald Trump ponía en la zona de incomodidad sus vínculos con China, su principal socio comercial.

Además, el brasileño no había expresado especial interés por el foro, por lo que todo indicaba que estaba en “modo avión”, esperando que pase el tiempo. Pero ayer Bolsonaro y Xi Jinping se vieron las caras. En una reunión bilateral muy esperada, fortalecieron vínculos e, incluso, Paulo Guedes, el ministro de Economía local reveló sus intenciones de construir un tratado de libre comercio con Beijing.

Así las cosas, Bolsonaro eligió priorizar a su socio comercial y, al menos por un rato, dejar de lado a su partner político, el norteamericano.

image.png

En una mañana intensa, Bolsonaro, Putin, Modi, Xi Jinping y Ramaphosa deberán tomar decisiones. El verdadero dilema que enfrentan los cinco es el de la unidad: ¿siguen siendo un grupo de peso a nivel internacional aunque sus economías ya no crezcan al mismo ritmo? , ¿podrán superar sus diferencias e intentarán que prime el pragmatismo para que la cita no sea un fracaso? ¿Bolsonaro pondrá empeño en revitalizar los BRICS?

Los roces que se esperaban en la agenda no formal estallaron ayer cuando un grupo de venezolanos que responden a Juan Guaidó, el presidente interino de Venezuela reconocido por 50 país incluido Brasil, tomó el control de la embajada venezolana en Braslia. Aseguran que entraron"con llave" y, de hecho no hay ningún destrozo que indique un ingreso violento. Pero el episodio dejó en un lugar incómodo al presidente brasileño, que si bien reconoce a Guaidó está en medio de una cita esencialmente económica y estratégica, donde no parece dispuesto a dejar a entrar a la ideología... Después de unas horas de confusión, condenó el ingreso de los antichavistas, se desligó y los delegados de Guaidó terminaron retirandose de forma voluntaria. Eso sí, en un contexto latinoamericano donde Chile y Bolivia copan la escena, por unas horas el mundo recordó que en Venezuela hay un régimen acusado por la ONU de más de 6.000 ejecuciones extrajudiciales.

Los invitados llegaron entre la tarde y la noche del martes, y con un fuerte mensaje en pro de la cooperación, la apertura económica y antiproteccionista, los cinco mandatarios clausuraron del Foro Empresarial de los BRICS. Hoy tendrán la agenda más cargada, Después de la tradicional foto de familia en el Palacio Itamaraty, sede de la Cancillería, comenzará la reunión cerrada entre los cinco… Bueno, ellos, sus intérpretes y sus principales asesores. Y después, la sesión plenaria, el diálogo con el Consejo empresarial de los BRICS y el almuerzo de mandatarios.

Mientras ellos comen, los funcionarios de los cinco países trabajarán en un documento final cuyo resultado marcará el éxito o no del encuentro. Del empeño de Bolsonaro dependerá que sea uno texto contundente, con definiciones claras, o uno más protocolar, sin grandes definiciones. Las pista hasta ahora se centra en los discursos presidenciales de ayer: más cooperación, apertura comercial y multilateralismo.

Hoy, además, habrá una bilateral muy esperada: Brasil-Rusia. Se realizará después de que termine la agenda de la cumbre.

FUENTE: infobae.com

Dejá tu comentario