SALUD | caminar | estudio |

Por qué caminar con un objetivo te hace sentir más saludable

Según un estudio publicado por la Universidad de Ohio, EE.UU, caminar al trabajo puede ser mejor que dar un paseo recreativo.

Caminar con un objetivo, especialmente para ir al trabajo, hace que la gente camine más rápido y se considere más saludable, según un nuevo estudio.

El trabajo, realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos, y publicado en Journal of Transport and Health, mostró que las personas se sentían más saludables de acuerdo a los diferentes motivos por los que caminaban.

Las personas que lo hacen para ir desde su casa al trabajo, por ejemplo, informaron tener mejor salud que las personas que daban paseos informales, principalmente por placer.

"Encontramos que caminar con fines utilitarios mejora significativamente la salud, y que esos tipos de viajes a pie son más fáciles de incorporar a la rutina diaria. Así que, básicamente, tanto como planificadores de la ciudad y como personas, debemos tratar de aprovechar esto lo más posible", explica Gulsah Akar, profesora de Planificación urbana y regional en la Escuela de Knowlton de la Universidad de Ohio

El estudio se basó en información de la Encuesta Nacional de Viajes de Hogares de 2017, un conjunto de datos de Estados Unidos recopilados desde abril de 2016 hasta mayo de 2017.

Los investigadores analizaron las autoevaluaciones de salud de 125.885 adultos de entre 18 y 64 años. Los participantes informaron sobre el número de minutos que pasaron caminando con diferentes propósitos: desde su casa al trabajo, o para hacer compras en los comercios del barrio, para dirigirse a actividades de recreación y tuvieron en cuenta también los trayectos que no arrancaban en los hogares.

image.png

Los encuestados clasificaron su estado de salud en una escala del 1 al 5. El conjunto de datos que los investigadores analizaron incluía más de 500.000 viajes.

Los autores del trabajo hallaron que independientemente de la duración o del objetivo, hace que las personas se sientan más saludables.

No obstante, también observaron que 10 minutos adicionales de caminata por cada trayecto de la casa al trabajo (por ejemplo, desde el domicilio hasta la parada del colectivo, a 10 minutos de distancia) aumentaba un 6% las probabilidades de esa persona de tener un puntaje de salud más alto, en comparación con las personas que caminan por otras razones.

Además, los investigadores hallaron que las personas que caminaban para ir al trabajo lo hacían más rápido, en promedio, uno 4,34 kilómetros por hora, que aquellas que lo hacían por otras razones. Las personas que caminaban con fines recreativos, por ejemplo, después de la cena, caminaban, en promedio, a una velocidad de 4,10 km/h.

Otro de los hallazgos es que los paseos que comienzan en casa son generalmente más largos que los que comienzan en otro lugar. El equipo encontró que el 64% de los viajes a pie desde el hogar duran al menos 10 minutos, mientras que sólo el 50% de los que arrancan en otro lado tienen al menos esa duración.

Akar, que lleva años estudiando las formas en que las personas se movilizan, afirmó que le sorprendió ver que los diferentes objetivos de las caminatas condujeran a una diferencia en cuán saludables se autopercibían las personas.

"Pensaba que las diferencias no serían tan significativas, que caminar es caminar y que todas las formas son útiles", dijo. "Y eso es cierto, pero caminar para algunos propósitos tiene un efecto significativamente mayor en nuestra salud que otros", remarcó.

La investigadora señaló que los hallazgos sugieren que caminar, aunque sea en diferentes bloques a lo largo de un día, es un buen recurso para que implementen personas que de otra manera serían sedentarias, lo que puede hacer que se sientan más saludables.

"Eso significa que ir a un gimnasio o a un club no son las únicas formas de hacer ejercicio. Es una oportunidad para sumar minutos de actividad en nuestra rutina de una manera fácil", concluyó.

Dejá tu comentario