POLICIALES | Centro Judicial de Concepción | La Cocha |

Creen que en 120 días se podrá elevar a juicio y conocer la sentencia del asesino de Los Sarmientos

El fiscal Edgardo Sánchez investiga el caso de femicidio que ocurrió este fin de semana en el sur de la provincia. Dijo que es un hecho muy grave: "el acusado se mostró callado, solo habló con su abogado defensor".

La tranquilidad del pueblo El Alto de La Tipa, en Los Sarmientos, fue alterada este viernes a la madrugada por el crimen de Mercedes del Carmen Brandán y los heridos que provocó el ataque de Hugo Antonio Pereyra ex pareja de la víctima. El fiscal del Centro Judicial Concepción que investiga el caso, Edgardo Sánchez dijo que está ante un caso agravioso y espera en 120 días elevar a juicio y conocer la sentencia del caso.

"Esperamos que se recuperen las víctimas. Una de ellas con pronostico reservado. Sino cambia, la calificación del hecho puede agarbar", dijo Sánchez con respecto al acusado.

El acusado fue encontrado lesionado en una zona de monte cerca del domicilio donde ocurrieron los hechos. “Policías lo hallaron quejándose. Lo trasladaron en calidad de aprehendido al hospital. Estuvo internado y este lunes fue presentado en la Justicia”, detalló el fiscal Sánchez.

Pereyra está acusado de homicidio agravado porque la víctima era su ex pareja y con respecto a las víctimas: madre, hermana y sobrina por tentativa de homicidio agravado. “Se decretó la legitimidad de la aprehensión. Luego se dicto la prisión preventiva se estima que en 120 el caso sea elevado a juicio y haya sentencia”, aclaró el fiscal.

"Se lo notó callado, hizo el uso de no hablar, solo se contactó con su abogado defensor. Cuando declaró dijo que no recordaba cuando fue detenido", contó el letrado.

Sánchez dijo que había denuncias de violencia contra Pereyra por parte de su ex mujer. "La mujer quería poner fin a la relación a irse de la casa, por eso puso la denuncia el 27 de octubre. Hubo otra pero se necesita constatar con las víctimas que están internadas", explicó.

Por último y sin dar muchos detalles, Sánchez cree que una situación de celos provocó esas reacciones de extrema violencia.

Hechos

Pereyra trabajaba como empleado rural. El viernes a la noche esperó en la zona trasera de la vivienda donde vivía la víctima con su hija luego de serpararse. Los hermanos de Brandán se fueron y el homicida aprovechó para ingresar al lugar.

Con un machete el asesino hirió a su exmujer en la cabeza y otras partes del cuerpo. La sobrina, la madre y la hermana de la asesinada sufrieron heridas cortantes, al intentar defender a la joven víctima. Las mujeres estaban en el comedor, cuando el agresor irrumpó.

Este luego huyó del sitio del crimen. Pasada la medianoche, se inició el rastrillaje en el paraje, una zona semi rural, hacia el cerro, para hallar al sospechoso. De acuerdo a datos de la causa, en un camino vecinal los investigadores observaron manchas de sangre. Al ingresar al monte escucharon quejidos y al acercarse, encontraron a Pereyra.

Dejá tu comentario