NACIONALES | colombófilos | Argentinos | Ley

Colombófilos argentinos piden que el Gobierno no derogue la Ley 27.171

Juan José Majolli, de la Asociación Colombófila tucumana, habló en LV12 sobre el pedido que colombófilos le realizan al Gobierno nacional para mantener la ley.

La Federación Colombófila Argentina emitió un comunicado, luego de que se conoció por parte del Gobierno nacional, la intención de derogar la Ley 27.171, referida al deporte colombófilo.

En este contexto, LV12 Radio Independencia se comunicó con Juan José Majolli, de la Asociación Colombófila tucumana: "La ley fue una ley que cambia la visión que teníamos con el Decreto 1760/43. Para ese decreto, la paloma mensajera estaba bajo la órbita del Ministerio de Defensa, que era el encargado de fiscalizar a todas las entidades colombófilas del país y a todas las palomas mensajeras enumeradas en diferentes tipos de años. Como es una paloma que naturalmente por su genotipo, regresa de grandes distancias, el Ejército la tenía bajo su órbita para el tema comunicaciones como se usó también en la guerra y quedó en el 2015, como una actividad deportiva, es decir, la paloma mensajera es un animal que recorre largas distancias, regresando a su casa".

Embed - Juan José Majolli

Ante esta situación, Majolli informó que el presidente la Asociación Colombófila Argentina, se encuentra realizando las gestiones pertinentes para ser recibido por el ministro de Desregulación y Transformación del Estado, Federico Sturzenegger, donde intentará "informar y comunicar" sobre "la actividad, la tradición y la pasión que tienen los colombófilos para que esta situación tome los carriles" que venía teniendo.

La historia de la colombofilia

El integrante de la Asociación Colombófila de Tucumán recordó que cuando comenzó a incursionar en la actividad, los integrantes de la asociación eran 30 mientras que hoy, en 2024, son solo 15.

Asegura que esto se debe a que este deporte "no es fácil", sobre todo, "la cultura, pues lleva muchos detalles, tanto en el adiestramiento como en el cuidado de la paloma mensajera, en cuanto a su hábitat y en cuánto a su estado sanitario".

De esta manera, hizo hincapié en la historia, comentando que la actividad en la provincia es centenaria y que las primeras palomas llegaron de Bélgica, siendo introducidas en el país por los colombófilos en la ciudad de Zárate, por eso mismo, "la ley original estaba bajo la órbita de Defensa en el año '43".

Antes, el anillo identificatorio de la paloma mensajera tenía un escudo nacional, eso significaba que la paloma mensajera, por más que uno la tenga en su casa, era propiedad del Ministerio de Defensa Antes, el anillo identificatorio de la paloma mensajera tenía un escudo nacional, eso significaba que la paloma mensajera, por más que uno la tenga en su casa, era propiedad del Ministerio de Defensa

Sobre su entrenamiento, señaló que el genotipo de la paloma mensajera "es único", pero desconocido, ya que aún no se sabe "cómo se orienta para llegar a su palomar".

"Para sacar una paloma mensajera tenemos que seguir la línea y la trazabilidad de la misma para que la paloma tenga todas las condiciones innatas para que pueda tener regreso. Se cría el pichón y al año se comienza a adiestrar al regreso, el pichón por sus propios medios comienza a reconocer su hábitat, su palomar, generando círculos a la vuelta del mismo y esos círculos se hacen cada vez más grandes en cuanto va conociendo toda la zona. Nosotros empezamos con las sueltas de regreso, donde se la lleva a la paloma a 10 o 15 kilómetros, se estira, a 30, a 60 y así sucesivamente. La paloma se ejercita en que cada vez que uno la lleva, tiene que regresar a su casa", agregó.

Dejá tu comentario