GOB NOV 1140x100 CMC.gif
NACIONALES | Conicet |

Conicet demostró que sin presencialidad se reducen contagios

Mario Lozano, virologo e investigador CONICET, pasó por el aire de LV12 para comentar los detalles del estudio que realizaron.

La interrupción de las clases presenciales es una medida que permite disminuir los contagios de coronavirus Covid-19, y por ende las internaciones y fallecimientos, en contextos de mucha circulación viral, concluyeron especialistas de diferentes disciplinas de universidades del país y del Conicet, aunque advirtieron que "para no generar y reproducir desigualdades" esta situación "no debe extenderse indefinidamente en el tiempo".

image.png
Conicet demostró que las medidas de suspensión de clases presenciales, reduce contagios.

Conicet demostró que las medidas de suspensión de clases presenciales, reduce contagios.

"Lo que observamos es una mayor diminución del número de casos en el conurbano bonaerense a partir de un momento que coincide a la perfección con la suspensión de la presencialidad, en un contexto de alta circulación viral; esto quiere decir que en este contexto la escolaridad presencial parece aportar a un aumento de la transmisión comunitaria", explicó el investigador del Conicet Rodrigo Quiroga, uno de los autores del trabajo.

Por otra parte, Mario Lozano, virologo e investigador CONICET, pasó por el aire de LV12 y contó: "Lo que hicimos es prácticamente corroborar que en Argentina sucede lo mismo que sucede y se demostró en muchos países del mundo. El informe consta además de un análisis de este aspecto, de cómo aceptó la relación de la presencialidad escolar al curso de la pandemia y es claro que en todos los lugares donde se ha analizado y se ha podido desglosar las medidas de presencialidad con otras medidas que llamamos de intervenciones no farmacéuticas de intervenciones sobre la movilidad social".

"La disminución de la presencialidad en todas las escuelas de todos los niveles ha contribuido a la disminución la circulación viral, es lo que vemos aquí que las primeras medidas que tomó el presidente del cierre de la nocturnidad sobre todo en el área metropolitana y en las ciudades del interior que había más casos", comentó.

Por otro lado, reconoció que cuando se tomó la medida de cierre de la presencialidad en el AMBA que fue acatada en el conurbano y no en la ciudad de Buenos Aires, por lo tanto la curva de descenso en el conurbano aumenta su velocidad de descenso casi al doble de velocidad que lo que ocurre en la Ciudad de Buenos Aires.

Por otro lado, explicó: "La velocidad de cambio en la Ciudad de Buenos Aires es alrededor del 13% de una semana respecto a la anterior, mientras que en el conurbano fue del 30%. Es un valor significativo del cambio".

"Nosotros vemos que en la población infantil hay un descenso mucho más marcado que en la población general de los contagios, en el conurbano respecto a la Ciudad de Buenos Aires. Hay algunas personas que creen que eso puede deberse a que se despegan menos los alumnos cuando no van a la escuela, sin embargo vimos que el índice de testeos de la población infantil no cambió en estos distritos y entonces es un efecto a que se deba a que los chicos no están en contacto con otras personas en las escuelas y por lo tanto se contagian menos", admitió Lozano.

Por último, dijo que en los distritos que vieron y analizaron sobretodo en el conurbano hay muchas burbujas que han tenido que aislarse pero en la mayoría de las veces los directivos dicen que ese aislamiento proviene de una infección que ocurrió fuera de la burbuja y que hubo pocos brotes. "Aparentemente las medidas de cuidado en las aulas tienen un funcionamiento".

Temas

Dejá tu comentario