GOB NOV 1140x100 CMC.gif
ECONOMIA | construcción |

Tras el segundo año de pandemia, el trabajo formal mejoró

En base a las cifras oficiales el trabajo registrado muestra algunas leves mejorías en Construcción, Pesca y algunas manufacturas.

El Centro de Estudios Metropolitanos (CEM) estimó que el empleo registrado ofrece una leve recuperación en lo que va de 2021. Ante lo insoslayable del deterioro interanual en todos los niveles de labor, la incertidumbre económica que potencia la segunda ola y otros vectores, tanto la construcción, pesca como también algunos rubros de manufacturas traccionan esa mejoría en pandemia.

image.png
Tras el segundo año de pandemia, el trabajo formal mejoró.

Tras el segundo año de pandemia, el trabajo formal mejoró.

Para los datos técnicos analizados desde ese foro se remitieron a la estadística del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA).

Desde allí consignaron que la cantidad de trabajadores registrados en febrero fue de 11.982.000, con 27.700 de empleados formales más que en enero (0,2%). De este modo, luego de la caída de diciembre 2020 (-0,2%), “se retoma una tendencia hacia la estabilización, confirmando el leve repunte del 0, 2 de enero”, sustanció Darío Romano, coordinador del área de trabajo y producción del CEM quien comentó esas variables al presentar el informe “Un año de pandemia. Qué pasó con el trabajo registrado”.

De esa manera el investigador le señaló a BAE Negocios que se aprecia “un contexto más favorable que en 2020 para enfrentar los efectos de la segunda ola”.

En el análisis se incluye un realce a las medidas que adoptó el Gobierno en materia de trabajo a partir del estallido del Coronavirus en el país.

El CEM está conformado por la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo, la Universidad Nacional Arturo Jauretche y la Universidad Nacional de Hurlingham.

Al abordar la situación del empleo por rama de actividades se aprecia que las variaciones mensuales no siguieron una tendencia definida y mostraron comportamientos heterogéneos.

Se verificaron aumentos en: Pesca (+2,9%), Construcción (+1,0%), Suministro de electricidad, gas y agua (+0,4%), Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (+0,3%), y las Industrias manufactureras (+0,1%).

Sin tono de novedad alguna el empleo cayó en Hoteles y restaurantes (-1,3%), Enseñanza (-0,4%), Servicios comunitarios, sociales y personales (-0,3%), Intermediación financiera (-0,1%), Agricultura, ganadería, caza y silvicultura (-0,1%), y Transporte, almacenamiento y comunicaciones (-0,1%).

Cabe destacar que tanto en hoteles, turismo y gastronomía la caída es importante y sostenida, lo refleja con elocuencia el nivel de febrero de 2021 que se encuentra un 21,4% por debajo de febrero de 2020, último mes antes del estallido de la Crisis Covid-19.

Por su parte los trabajadores monotributistas tuvieron un repunte destacado (+0,7%) superando los niveles de ocupación previos a la pandemia con 26.490 monotributistas más.

A la hora del análisis por provincia el fenómeno fue heterogéneo, los mayores crecimientos se dieron en Misiones (+0,8%), Santa Cruz (+0,7%) y Santiago del Estero (+0,6%).

Las mayores caídas se observan en: La Rioja (-1,4%), Mendoza (-0,6%), Tierra del Fuego (-0,5%) y CABA (-0,4%).

Razones de Estado

A consideración del CEM el programa ATP resultó fundamental para sostener el empleo registrado, sobre todo en el período más crítico de la pandemia. En el mes de mayor incidencia, abril 2020, llegó a beneficiar a 2.330.064 trabajadores, lo cual representa al 40% del total de asalariados registrados privados.

“Considerado las 9 rondas de ATP, el promedio mensual de trabajadores beneficiarios fue de 1.308.819. En tanto el promedio mensual de empresas resultó de 128.240”.

Y respecto a zonas de influencia favorecidas por esas medidas políticas realzan a la CABA “considerando las nueve rondas de ATP, en promedio, un 35 % de los trabajadores beneficiados pertenecen a esta jurisdicción”.

FUENTE: BAE Negocios

Dejá tu comentario