DEPORTES | Dibu | Mundial | Francia

Dibu Martínez habló de su histórica atajada en la final

"No me di cuenta en el momento del valor que tenía", comentó Emiliano "Dibu" Martínez al recordar la agónica tapada ante Francia en la final del Mundial.

Dibu Martínez recibió en las instalaciones del Aston Villa a Gastón Edul y se convirtió en un nuevo campeón del mundo con la Selección Argentina en dialogar con TyC Sports. Entre otras cosas, el Dibu no pudo evitar recordar la agónica tapada a Kolo Muani en la final del Mundial de Qatar 2022 ante Francia.

image.png

Dibu Martínez y la histórica atajada: "No me di cuenta su valor"

Sobre el cierre de la final, Emiliano Martínez tapó lo que hubiese sido la victoria de Francia. A segundos para que culmine el encuentro, el arquero albiceleste se hizo gigante ante Randal Kolo Muani para forzar la tanda de penales. A dos meses y medio de aquel 18 de diciembre, Dibu asegura que "abrís las redes sociales y está la atajada, o viene algún chico a que le firme algo y lo primero que quieren es la atajada. Es hermoso".

Luego, confesó que más tarde reconoció la importancia de la jugada: "No me di cuenta del valor que tenía porque fue tan rápido, me acuerdo que salimos rápido a la contra que tuvimos la última para ganarla con Lautaro (Martínez) de cabeza. No la pude apreciar como la aprecié cuando se ganó la final. Lo primero que se vio fue eso".

image.png

El secreto del Dibu Martínez para leer la jugada de la atajada en la final: "Quería que me pegue en la cara, no me importaba dónde"

Ante el micrófono de TyC Sports, el arquero de la Selección Argentina hizo un análisis de la jugada: "Fue una jugada rápida, sucia también. La tira el arquero, la saca bien Ota de cabeza, y cuando Ota lo anticipa, la controla el central y la devuelve a la olla. Ota ya quedó adelantado porque había cabeceado y fue una pelota perfecta entre él y Germán. Cuando le queda a Muani, queda un poco en diagonal. Dije, bueno, le achico despacio, no me apresuré, porque sino me la pica por arriba. Le tuve que dejar un ángulo para que su última visión sea el primer palo. Después me jugué con mi mano y mi pie, rezando 'por favor, pegame'".

Luego, agregó: "Yo quería que me pegue en la cara, no me importaba dónde. Quería que me pegue. No me giro, cierro los ojos y me pongo todo duro y digo 'pegame, es lo único que te pido'. Estoy tan tenso y tan duro que rebota para adelante". Y realizó una reflexión: "Pasan los días, veo la atajada y te emociona. A veces te entra, a veces no te entra, pero que en una final del mundo te salgan las cosas, es hermoso".

FUENTE: TyC Sports

Dejá tu comentario