INTERNACIONALES | EEUU | investigación | estudio

Tintas para tatuajes usadas en EEUU pueden ser cancerígenas

La Universidad de Nueva York analizó 56 tintas populares que suelen usar los tatuadores y descubrieron que 23 de ellas tienen compuestos azoicos

Un nuevo estudio sugiere que casi la mitad de todas las tintas para tatuajes utilizadas en los EEUU podrían contener sustancias químicas que causan cáncer.

Investigadores de la Universidad Estatal de Nueva York en Binghamton analizaron 56 tintas populares que suelen usar los tatuadores estadounidenses y descubrieron que 23 de ellas tienen compuestos azoicos potencialmente peligrosos.

Si bien los compuestos azoicos no son motivo de preocupación mientras estén químicamente intactos, las bacterias o la luz ultravioleta pueden degradarlos en otro compuesto que sea cancerígeno.

"En realidad, se sabe muy poco sobre la composición de las tintas para tatuajes, por lo que comenzamos a analizar las marcas populares", dijo el autor principal del estudio, John Swierk, en un comunicado después de la reunión de otoño del miércoles de la American Chemical Society (ACS).

“Sorprendentemente, ninguna tienda de tintes fabrica pigmentos específicos para la tinta del tatuaje”, afirmó Swierk. “Las grandes empresas fabrican pigmentos para todo, como pintura y textiles. Estos mismos pigmentos se utilizan en las tintas para tatuajes”.

La noticia seguramente alarmará a los más de 100 millones de estadounidenses que tienen al menos un tatuaje.

Según un estudio de Statistica de 2019, el 35 % de las personas en todo el país practican arte corporal, frente al 21 % en 2012.

A pesar de su popularidad, los tatuajes están regulados como un producto cosmético en los EE. UU., lo que significa que, en la mayoría de los casos, los ingredientes no tienen que ser aprobados por la FDA antes de su uso.

Por el contrario, la Unión Europea instituyó una prohibición de dos tintas verde y azul de uso común en enero de este año, luego de que los reguladores afirmaran que contenían sustancias químicas peligrosas.

Las tintas para tatuajes contienen dos partes: un pigmento y una solución portadora.

El pigmento podría ser un compuesto molecular como un pigmento azul o un compuesto sólido como el dióxido de titanio. La solución portadora, por otro lado, transporta el pigmento a la capa intermedia de la piel.

El equipo estaba específicamente interesado en analizar los componentes químicos de los pigmentos y utilizó una variedad de técnicas, incluida la microscopía electrónica , para hacerlo.

Además de descubrir compuestos azoicos en 23 de los pigmentos, también confirmaron la presencia de otros ingredientes que no siempre aparecían en las etiquetas.

En un caso, el etanol no figuraba en la lista, pero un análisis químico confirmó su presencia.

Swierk y su equipo ahora esperan aumentar la transparencia en torno a los ingredientes y componentes de las tintas para tatuajes.

Una vez que la investigación sea revisada por pares, planean agregar los resultados a su sitio web What's in My Ink? , para que aquellos que estén pensando en tatuarse puedan tener toda la información.

“Con estos datos, queremos que los consumidores y los artistas tomen decisiones informadas y comprendan cuán precisa es la información proporcionada”, declaró Swierk.

FUENTE: nypost.com

Dejá tu comentario