SALUD | embarazo | Maternidad | mujer

Conocé los cambios psicoemocionales durante el embarazo

La licenciada en psicología, Sofía del Valle Casella, se refirió a los signos de alerta en mujeres gestantes, puérperas y también, cuándo se debe pedir ayuda.

La jefa de la Unidad de Salud Mental del Instituto de Maternidad Nuestra Señora de las Mercedes afirmó que al gestar una mujer experimenta importantes cambios a nivel emocional: “Al embarazo en una mujer diferentes autores lo llaman ‘crisis vital’, es decir que se produce una desestructuración psíquica subjetiva y es necesario que se genera un armado primero desde el embarazo y luego del nacimiento del hijo”.

Además, la profesional remarcó que influye cómo es el entorno en el que nacerá el bebé: “Siempre es importante contextualizar, por ejemplo, si es un embarazo que ha sido deseado o buscado, en qué contexto familiar viene, todo esto va implicar en los alcances emocionales que el embarazo va a producir”.

“Hay dos conceptos que son distintos, uno es el de maternidad y otro es de maternaje. La maternidad es el acontecimiento biológico en sí, durante los últimos años hemos empezado a repensar un poco sobre esto, dejando de pensarlo como un hecho biológico natural. Hoy por hoy hablamos de elección. El maternaje es un proceso psicoafectivo que puede acontecer o no”, explicó.

Recomendaciones para madres en gestación

Asimismo, la licenciada Casella destacó: “Es muy importante tener en cuenta los diferentes cambios, tanto físicos como psicológicos, que suceden durante todo el embarazo, en el primer y segundo y trimestre, donde predominan generalmente síntomas como ansiedad, miedo a la pérdida o formación del bebé o inseguridad”.

“A partir de un segundo o tercer trimestre se recomienda, más que nada en una mujer primeriza, que acuda a espacios como cursos de preparación para la maternidad, no solamente para los acontecimientos psicológicos, sino también para los físicos, para ir preparando el organismo en lo que en un primer momento se pueda pensar en un parto normal o en otros casos una cesárea”, comentó la psicóloga.

Respecto a los signos de alerta para consultar a un profesional, Casella determinó: “Cuando tenemos alguna sintomatología aislada, como ansiedad, miedo o angustia que se intensifica y empieza a entorpecer la vida de la mujer, no puede descansar, se le imposibilita salir sola o continuar con sus actividades diarias. Esto puede no ser percibido por la mujer, sino por la familia o por el médico obstetra, por lo cual es importante que se realice una derivación a tiempo a un psicólogo”.

La referente invitó a la comunidad a hacer una consulta oportuna en el caso de identificar algunos de estos síntomas: “La especialidad que trabaja con el embarazo, el parto y el puerperio son los psicólogos perinatales. En Tucumán tenemos psicólogos especializados, específicamente los que trabajan en la Maternidad tienen una formación en la psicología perinatal”. Y cerró: “Pueden acercarse al servicio para sacar turno de forma presencial, telefónica o por WhatsApp”.

FUENTE: MSP

Dejá tu comentario