NACIONALES | Frente | FMI | Sociedad

¿Cómo quedó el Frente de Todos tras acordar con el FMI?

Los principales consultores y encuestadores opinaron sobre la repercusión que hubo en la sociedad luego del acuerdo con el FMI.

El oficialismo del Frente de Todos (FdT) coronó la negociación con el FMI, algo que tenía el apoyo de casi ocho de cada diez argentinos. La enorme mayoría consideraba muy riesgoso el camino de no pagar los vencimientos de la próxima semana. Sin embargo, no parece haber margen para satisfacciones porque pasaron a primer plano los conflictos dentro del FdT, el peligro en el que se pone la gobernabilidad y la cuestión de la inflación y la pobreza como prioridades.

Así lo ven algunos de los principales consultores y encuestadores, casi en sintonía con las humoradas sobre los problemas que le llueven a la Casa Rosada, uno después de otro, sin tregua, desde 2019. Hay algunos consultores que esbozan un pronóstico más alentador para el oficialismo, a partir de haber empezado a despejar la tormenta de la deuda y están los que dicen que existe una ruptura con su base electoral, expresada en la elección de 2021, y un enfrentamiento difícil de remediar entre los dirigentes.

image.png

Los caminos de la vida

“El oficialismo transita desde el inicio de su gestión caminos sumamente complejos -analiza Federico Aurelio, titular de Aresco-. Los logros de gestión no permiten aclarar el panorama de la desesperanza generalizada. Los objetivos cumplidos vienen acompañados de nuevos problemas de gestión o conflictos políticos que los hacen olvidar rápidamente. Logra el acuerdo del FMI, con el apoyo mayoritario de la sociedad argentina y se enfrasca en internas de su espacio que llevaron al voto divido del Frente tanto en Diputados como en el Senado. El acuerdo tuvo el apoyo mayoritario de la sociedad y de los legisladores que permitieron aprobarlo, pero tiene serias objeciones de los principales representantes del kirchnerismo, el espacio mayoritario del Frente de Todos."

"Los desafíos de los próximos tiempos son extenuantes --insiste Aurelio--. La inflación surge como prioridad excluyente en el humor social. Paralelamente surge la necesidad de reacomodamiento de los actores del Frente de Todos en el marco de claras diferencias en la gestión de Gobierno. La ruptura del Frente de Todos no le conviene a ninguno de sus componentes. No es sólo la ruptura del Frente sino también la pérdida del primer factor de competitividad del espacio, la unidad del peronismo”.

Las amenazas al Frente de Todos

Eduardo Fidanza, de Poliarquía, habla de un horizonte amenazante para el gobierno. “La perspectiva del oficialismo, después de la aprobación legislativa del acuerdo con el FMI es muy compleja. Básicamente, enfrenta tres amenazas. Primero, la propia debilidad política como consecuencia del conflicto expuesto al interior de la coalición oficialista. Segundo, las dificultades económicas, empezando por la inflación, pero no solo eso: los números no cierran, la perspectiva de bajar el gasto tal como lo pide el Fondo no es sostenible con el aumento del precio de los alimentos y la energía, más las presiones sociales, que tienen que ser atendidas con fondos públicos, con el riesgo de que existan desbordes. Tercero, la debilidad legislativa del oficialismo, que excepcionalmente contó con la oposición para aprobar el trato con el FMI, pero que en adelante tendrá muchas dificultades para aprobar leyes, si no subsana la disidencia interna".

Tormentas en la Casa Rosada

Para Hugo Haime, de Haime y Asociados, no se puede realizar un análisis sin ver la sucesión de tormentas que debió afrontar la Casa Rosada. “Hay que entender que el marco en que se desenvuelve la dirigencia política es de un fuerte cuestionamiento por parte de una sociedad que sufrió en lo sanitario, en lo mental y en lo económico con el Coronavirus y que a la vuelta a la normalidad se encontró con crecimiento de la actividad económica, pero conviviendo con alta inflación y pobreza. En ese marco las peleas de los dirigentes golpean a las dos grandes coaliciones electorales. La mayoría de la sociedad demanda esfuerzo conjunto para la resolución de los problemas”. Haime alerta que en la medida que no haya convergencias entre los dirigentes, aparecerán en el panorama nuevos dirigentes, no tradicionales.

“El gobierno dio un gran paso con la aprobación del acuerdo con el FMI -señala el consultor-, ya que evitó las terribles consecuencias que hubiera generado un default. A partir de ahora deberá afinar la puntería para resolver los temas que más apremian, inflación y pobreza. A su vez, necesita resolver de algún modo las notorias diferencias en el seno de la propia fuerza, de tal manera que las mismas no atenten contra la gobernabilidad. Pareciera haber un camino en la idea de que el Presidente se apoye en los gobernadores para ayudarlo a transitar este difícil momento”.

FUENTE: Página 12

Dejá tu comentario