ECONOMIA | Gobierno | Obras Públicas | obras

Obras Públicas: el Gobierno ya ejecutó el 49% del presupuesto

"La obra pública en Argentina no se frena y no se negocia", dijo Gabriel Katopodis, ministro de Obras Públicas de la Nación.

Con la conferencia inaugural de la flamante ministra de Economía, Silvina Batakis, el déficit fiscal y el sendero de reducción pautado con el Fondo Monetario Internacional aparecieron nuevamente en el eje de la discusión económica. Cada vez que se habla de equilibrar las cuentas del Estado, se observa a la obra pública como variable de ajuste. No obstante, en el primer semestre el Gobierno ya ejecutó el 49% del presupuesto 2022 de la cartera que conduce Gabriel Katopodis. Hacia fin de año proyectan gastar el 100% de lo previsto. Descartan ajuste en el área.

La frase de Gabriel Katopodis el viernes pasado en Tucumán, todavía resuena en los oídos de los empresarios del sector de la construcción: “La obra pública en Argentina no se frena y no se negocia”, dijo el titular de la cartera en un acto con el gobernador de la provincia, donde lanzó un nuevo plan. Las declaraciones vienen a desechar una versión extendida en los últimos días que indicaba que el Gobierno haría recortes en el área para cumplir con la meta de déficit fiscal pautada con el FMI.

image.png

Pese a que el sector viene atravesando un buen momento, el empleo creció un 17,95% interanual en abril, los despachos de cemento un 24,5% en mayo y los de hormigón un 54%, los rumores sembraron preocupación porque la inversión estatal es fundamental para sostener ese ritmo de recuperación. No obstante, según datos a los que pudo acceder Ámbito, la ejecución del Ministerio de Obras Públicas alcanzó el 49% de las partidas previstas para el año durante el primer semestre.

Si se tiene en cuenta que el presupuesto comienza a devengarse ya entrado el mes de febrero, de sostener el ritmo, se alcanzaría el 100%. “En 2020 ejecutamos más de lo previsto por la coyuntura excepcional de la pandemia y la necesidad de fortalecer el sistema sanitario, en 2021 la ejecución estuvo en torno al 100% y este año cerrará en esa línea”, dijo a este medio un estrecho colaborador de Katopodis.

El Gobierno viene trazando desde hace dos años un sendero de recuperación del porcentaje sobre el producto bruto interno que el Estado invierte en obras públicas. En este caso, el salto será del 1,8% al 2,2% PBI. Teniendo en cuenta el crecimiento en términos reales, los analistas económicos sugirieron que ralentizar las obras sería una manera de desacelerar los desembolsos y cumplir lo pautado con el Fondo. Fuentes oficiales consultadas por Ámbito, descartaron esa estrategia.

image.png

En cambio, según pudo saber este medio, la Casa Rosada tiene entre ceja y ceja a otra celda de la planilla de gastos: las transferencias discrecionales. Se trata de los giros que el Estado nacional hace a las provincias. “Mientras nosotros tenemos déficit fiscal, todas las jurisdicciones tuvieron superávit el año pasado y volverán a tenerlo este año. Incluso hay una provincia que tiene el equivalente a trece meses de su administración pública en un plazo fijo”, contó una fuente al tanto de las conversaciones que sostuvieron el presidente Alberto Fernández y la ministra de Economía Silvina Batakis en la residencia de Olivos.

Con todo, la meta de reducción del déficit fiscal al 2,5% del PBI para este año, parece más difícil de alcanzar. Sobre todo, si se piensa en la estacionalidad y el impacto de los refuerzos de ingresos que el Gobierno implementó y que se traducirá en una disparada del gasto en el tercer trimestre. El 26 de julio Alberto Fernández se encontrará cara a cara con el presidente de Estados Unidos Joe Biden, la mesa estará servida como para pedir una mayor flexibilidad del Fondo a la hora de analizar las cuentas argentinas.

FUENTE: Ámbito.com

Dejá tu comentario