NACIONALES | INVESTIGACIÓN | casos | Neuquén

En una clínica de Neuquén aíslan a 300 empleados

Autoridades sanitarias de Neuquén confirmaron que hay 14 casos de COVID-19 vinculados al policlínico, donde además existen 43 pacientes internados.

La clínica Ados de la ciudad de Neuquén se convirtió en un foco de investigación epidemiológica, luego de que se confirmaran -hasta ayer- 14 casos de coronavirus. Se estudiarán a 300 trabajadores del establecimiento y a 43 pacientes internados.

Las autoridades sanitarias dispusieron el cierre por el plazo de 14 días, que es el período de incubación de la enfermedad. Estará cerrada la guardia y los consultorios externos, y quedarán solo los pacientes que estaban internados, con un plantel abocado e identificado.

La ministra de Salud de Neuquén, Andrea Peve, afirmó a Río Negro que la investigación indica por el momento que se trataría de una nueva transmisión por conglomerado, que es la que ocurre entre grupos que tienen vinculación entre sí.

“El primer caso (del Ados) estuvo relacionado con Balsa Las Perlas y después aparecieron otros. Ayer (por el martes) al ser el quinto caso se decidió el cierre preventivo de todo lo que no es internación para focalizarnos en el personal de salud y de la internación. Esto sucedió y hay que avanzar en un bloqueo rápido”, dijo.

Se supo, además, que algunas de las personas de este grupo viajaban con frecuencia a la provincia de Río Negro, que tiene transmisión comunitaria del virus.

De acuerdo a la investigación epidemiológica de Neuquén desde el 31 de mayo se han identificado casos en la clínica. Se detectaron 24 personas que trabajan en la institución, que son consideradas contacto estrecho de casos confirmados. Ya se les realizó el hisopado y se les indicó aislamiento domiciliario estricto, sin poder asistir a ninguno de sus lugares de trabajo.

El ministerio definió además de los testeos que se suspenderán las altas de pacientes que estaban programadas para el 9 de junio, hasta contar con los resultados de los hisopados. En caso de ser negativos, a estos pacientes deberán permanecer aislados en sus domicilios.

Además se redistribuirá el personal de enfermería y se reestructurará el plantel de profesionales médicos del sector clínica médica.

Peve manifestó que los casos están dentro de lo previsto, y no hay una incompatibilidad con la fase de distanciamiento social, preventivo y obligatorio en la que se encuentra la provincia desde el lunes pasado.

“Esto se da en un contexto de un espacio que es más cerrado, como puede ser un geriátrico, como puede ser una cárcel, que son situaciones de mayor vulnerabilidad. Los centros de salud en general lo son: clínicas, hospitales y demás hay que tener una investigación exahustiva. Esta es una investigación preventiva para seguir aumentando la contención: focalizar y controlar el foco y el daño que pudieran causar si aumentaran los casos”, afirmó.

Y agregó: “El trabajo fundamentalmente es en investigación epidemiológica ampliada a todo el personal y a todas las personas que están internadas, eso es fundamental, detección de todos los contactos estrechos de las personas que son positivas, pero además hay una estrategia de búsqueda activa aunque sean asintomáticas”.

FUENTE: Diario Rio Negro

Dejá tu comentario