GOB NOV 1140x100 CMC.gif
SALUD | joven |

Trasplante de hígado: Lourdes lucha y evoluciona

Leonardo Fernández, esposo de la joven trasplantada en Córdoba, reveló en LV12 las horas previas y el actual estado de salud en torno a la operación.

Una madrugada que pareció una eternidad y las pulsaciones que vuelven a niveles normales: así afronta la familia de Lourdes Reynoso las horas posteriores al trasplante de hígado que la joven tucumana de 27 años recibió luego del esperado llamado sobre la aparición del órgano en un contexto de emergencia nacional. Leonardo Fernández su esposo y manifestó en comunicación con LV12 Radio Independencia cómo pasa sus primeras horas trasplantada.

"Contento, gracias a Dios pudimos conseguir un donante. Ella está estable, esperando por su pronta recuperación, los médicos me dijeron que de a poco le van a sacar los medicamentos así ella despierte", inició la charla Leonardo, y completó sobre la lucha de la tucumana: "es una muchacha joven, fuerte, que la peleó desde el primer día y gracias a Dios pudo salir todo bien".

"En Córdoba la operamos porque en Tucumán no se hacen esta clase de cirugías. El tratamiento tampoco, ella venía para hacerlo pero nos dimos con que necesitaba un trasplante"

Acerca del momento en el que la ansiada llamada llegó, reveló: "ayer a las 17.51 me llamaron del Incucai para decir que había un donante. Mucha emoción porque llegó un momento en que las horas corrían y eso empieza a jugar en contra también, pero se pudo dar. Toda la familia y la gente de Tucumán se movía con publicaciones, hay corazones que se ablandan".

image.png
La operación para el trasplante de Lourdes duró seis horas en Córdoba.

La operación para el trasplante de Lourdes duró seis horas en Córdoba.

La enfermedad de la joven tucumana fue repentina: "ella empezó hace dos lunes con dolores, estábamos haciendo estudios, hicimos por el tema de la hepatitis y nos dijeron que el hígado no estaba trabajando bien, fue todo de repente. El martes cayó internada en el Padilla porque estaba en mejores manos, le hicieron todos los estudios, no tenía ningún problema, el hígado empezó a dejar de funcionar". La urgencia del trasplante era real.

"Desde ahí ella misma empieza a intoxicarse, empezó a tener mucho sueño y cansancio, entró en un coma y empezó el pedido de emergencia nacional. A nosotros nos ofertaron un hígado no compatible, nos dieron un órgano y le habían hecho una mala práctica por no poderlo extraer de buena manera, cortaron mal las arterias y dejaron para que los otros órganos no se puedan donar", sostuvo Leonardo sobre los primeros inconvenientes.

"Los médicos estaban esperando su oportunidad para hacer el milagro en la vida de ella"

El trasplante para Lourdes "es una oportunidad como dicen los médicos", agregó su marido, y prosiguió sobre el estado de la joven tucumana: "hoy está en su coma, eso con mediar el tiempo se va a ir despertando hasta que el hígado empiece a soltar esas toxinas, se hacen cosas que no hace el hígado, todo artificial. Está conectada, con respirador, pero evolucionando bien".

"Mis hijos están bien, en buenas manos, tienen un año y diez meses, y seis años. Es muy fuerte estar en esta situación, hay que seguir adelante siempre, nunca bajamos los brazos, estaba esperando esa llamada. A la 1 de la mañana entró al quirófano y salió a las 7", finalizó Leonardo. Lourdes deberá evolucionar para despertar y retornar a su tierra tucumana natal.

Temas

Dejá tu comentario