ACTUALIDAD | Juntos por el Cambio | Frente de Todos | Elecciones Nacionales 2019 | Alberto Fernández | Mauricio Macri | escrutinio definitivo

Escrutinio definitivo: ¿pueden cambiar los resultados?

El recuento que tiene validez legal y proclama a los candidatos electos concluirá el 10 de noviembre. El especialista informático Ariel Garbarz advirtió irregularidades en el recuento provisorio del domingo por lo que los apoderados del Frente de Todos hicieron una presentación en la justicia.

El resultado de las elecciones presidenciales del domingo dibujó un claro triunfo en primera vuelta del Frente de Todos. Sin embargo, el 48 a 40 que festejó la coalición opositora y que en las últimas horas abrió un debate por la expectativa de una brecha mayor sobre el oficialista Juntos por el Cambio es una marca sin validez legal.

El escrutinio provisorio que poco después de las 22 del 27 de octubre confirmó la victoria de Alberto Fernández y marcó el final del sueño reeleccionista de Mauricio Macri está a cargo de la Dirección Nacional Electoral (DINE) que depende del Ministerio del Interior, hoy al mando de Rogelio Frigerio.

En cambio, el escrutinio definitivo está a cargo de la Justicia Nacional Electoral y sí tiene validez legal. Ese recuento comenzó formalmente este martes con la presencia de los fiscales de todas las fuerzas políticas y, según señala la reglamentación legal, debe concluir en el término de 12 días.

Los apoderados del Frente de Todos y el Partido Justicialista presentaron esta mañana una denuncia penal ante la Justicia Electoral por posibles adulteraciones en las presidenciales.

Al respecto, el especialista informático, Ariel Garbarz, advirtió seguramente la diferencia se va a ampliar cuando se conozcan los resultados del escrutinio definitivo en un par de semanas, teniendo en cuenta las irregularidades planteadas.

"Las irregularidades del sistema informático que venimos planteando desde el mes de marzo permiten perfectamente adulterar los resultados en la carga de datos", fundamentó.

El Ingeniero en Telecomunicaciones contó que "el domingo mientras los telegramas llegaban en forma continua sin ningún problema desde todas las escuelas del país, cada cinco minutos en el centro de cómputos las pantallas se congelaban y por esos cinco minutos los fiscales informáticos no sabían que estaba pasando. No se actualizaban los datos y de repente cuando volvían a aparecer las pantallas tenían nuevas cifras y los fiscales no podían saber si esas nuevas cifras eran producto de nuevos telegramas que iban llegando o de la adulteración de los cómputos".

En Ingeniero en Electrónica sostuvo, además, que "nunca se pudo auditar el programa fuente y además no hubo una terminal con la información bruta de todos los telegramas para que cada partido en su propio centro de cómputos pueda hacer el escrutinio comparándolo con el oficial, por lo tanto necesitamos para saber la verdad esperar un par de semanas más con el escrutinio que empezó hoy y ahí seguramente nos vamos a encontrar con algunas sorpresas", afirmó.

En este sentido, vaticinó que "indudablemente será mayor la diferencia entre las dos primeras fórmulas porque lo que se observó como resultado de esa manipulación es que se dejaron para el final y probablemente no se sumaron votos de mesa favorables al Frente de todos", concluyó.

Dejá tu comentario