DEPORTES | Lucas Victoriano | Montevideo | Instituto

Lucas Victoriano y su alegría por la Liga Sudamericana

El entrenador de la Gloria, Lucas Victoriano, guió a los albirrojos a su primera coronación internacional de Liga, en Montevideo.

Lucas Victoriano sigue haciendo historia en Instituto. El entrenador de la Gloria guió al equipo de Alta Córdoba a su primera consagración a nivel internacional, al alcanzar este domingo el cetro en la Liga Sudamericana de Básquetbol. En la final, los albirrojos superaron a Titanes de Barranquilla (que llegaba invicto a esta definición) por 81-72, tras reaccionar y jugar un segundo tiempo de alto vuelo.

Y no es menor el detalle de que Instituto alcanzara esta consagración con un equipo prácticamente nuevo y en plena etapa de construcción: “Con el cuerpo técnico nos propusimos este año diagramar algo parecido a lo que habíamos contruido no solo en Instituto, sino también en Regatas, que era armar un equipo competitivo. Estuvimos buscando mucho en un mercado que fue realmente difícil, pero pudimos encontrar un grupo de jugadores que tenía hambre y que pudieron demostrar, sobre todo en la segunda mitad (de la final ante Titanes) que lo que nos faltaba era meterla, porque en la parte defensiva estábamos bien”, contó el DT a DSports, apenas terminada la final.

image.png

Y agregó: “Seguimos defendiendo como lo hicimos en todo el torneo y, cuando se nos abrió el aro, fue un segundo tiempo increíble. Estoy muy feliz por todo el staff por su trabajo. Este es un equipo prácticamente nuevo y había mucho laburo por hacer. Realmente no pensaba estar tan bien a esta altura del año y estoy muy contento por cómo se trabajó”.

A la hora de resaltar las virtudes de sus dirigidos, destacó: “Este es un equipo que te va pidiendo. Desde que nos conocimos en la pretemporada fue pidiendo cada vez más. Entrenamos mucho y querían más. Y eso me motivaba. Teníamos una deficiencia de liderazgo en el sentido ofensivo y que, por suerte, se fue encontrando. Sabíamos que los dos extranjeros necesitaban un tiempo de adaptación, a Mauro (Cosolito) ya lo conocemos, Javier Saiz tenía otro vínculo en San Martín (de Corrientes), Nicolás Pomilo tenía otro protagonismo en Platense... Teníamos que unir las fichas y la verdad es que nos salió bárbaro, sobre todo el segundo tiempo... Viendo cómo jugó el equipo, es una maravilla”.

Instituto no comenzó como candidato esta Liga Sudamericana. Había un deseo, pero el favoritismo parecía estar en otro lado. “Creimos. Salí de Córdoba diciéndole al presidente que íbamos a salir campeones y creo que él no me creyó. Después le vamos a preguntar, pero creo que él no pensaba... Siempre se habla de un deseo, de una pretensión, pero yo soy muy ambicioso, muy optimista... Tal vez sea por eso que no me haya creído”.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/LucasVictorian8/status/1731524793923490135?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1731524793923490135%7Ctwgr%5Ed2a871f4d4f38ee9c403f43421857cd33ee2ce18%7Ctwcon%5Es1_&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.lavoz.com.ar%2Fdeportes%2Ffutbol%2Fla-alegria-de-lucas-victoriano-por-la-liga-sudamericana-ganada-por-instituto-y-el-palito-que-le-pego-a-cavagliatto%2F&partner=&hide_thread=false

Luego, desarrolló el proceso: “Pero durante el torneo la verdad es que lo fuimos haciendo de manera excepcional. Este es el quinto partido en una semana en un formato dudoso. Es el quito partido en una semana y, sin embargo, no se quejó nadie. El preparador físico y el kinesiólogo no dormían casi... Y los asistentes haciendo videos para el día siguiente... Es un trabajo en conjunto que la verdad me encanta se corone así. Les agradezco a todos la confianza por renovarme en el club, por quererme, por cómo me lo demuestran, y agradecido muy eternamente a mi cuerpo técnico. Son unos fenómenos... Y, obviamente, a mis jugadores”.

Para Victoriano, es su cuarto título en Instituto. Y repasó: “Es increíble en mi carrera joven como entrenador. Ya jugué la final de la Liga Sudamericana con (Estudiantes de) Concordia, que no se nos dio. Ahora se me dio esta así que pude tener revancha. Hicimos un gran trabajo en Corrientes y en Instituto llegaron los títulos. No puedo pedir mucho más de la profesión. Estoy encantando y ojalá que sigamos creciendo y que siga consiguiend cosas porque, cuando empezás a ganar, es un paso ciego de emociones. Entonces, querés que pase siempre... Sé que no es fácil, pero muy contento de haber ganado esta Liga Nacional como jugador y como entrenador, y ahora la Liga Sudamericana como jugador y ahora como entrenador. Es como que cierra todo. Voy a tratar ahora a asimilarlo rápido y, conociéndome, ya me voy a poner a pensar en Platense”.

FUENTE: La Voz

Dejá tu comentario