Organización Mundial de la Salud (OMS) | Salud

El polémico estudio que dice que la carne roja y procesada no es tan dañina como se pensaba

Reducir el consumo de filete de carne, salchichas, chorizos y cualquier otra forma de carne roja o procesada es, para la mayoría de la gente, una pérdida de tiempo.

Esto es al menos lo que dice un informe (que está en desacuerdo con las principales organizaciones del planeta), que afirma que la evidencia de que este tipo de carne es mala para la salud es pobre y que los riesgos para la salud son pocos.

Algunos expertos que leyeron el informe calificaron la investigación de "rigurosa".

Sin embargo, otros, señalan que esta investigación es "peligrosamente engañosa" y puede "poner a la población en riesgo".

¿Qué incluye exactamente la categoría de carne procesada?

La carne roja incluye carne de vaca, cordero, cerdo, ternera y venado. El pollo, pato y las aves de caza están excluidas.

La carne procesada ha sido modificada ya sea para extender su fecha de vencimiento o para cambiarle el sabor.

Para lograrlo, por lo general se ahúma, cura, o se le añade sal o preservativos.

La carne picada pura (sin aditivos) no cuenta como procesada, pero sí la tocineta, las salchichas, los chorizos, el salame, la carne encurtida, los patés y el jamón.

¿Son estos alimentos malos para la salud?

Una de las principales preocupaciones ha sido en torno al cáncer de colorectal.

El Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer de la Organización Mundial de la Salud determinó en el pasado que las carnes procesadas causan cáncer.

También dijo que las carnes rojas eran "probablemente cancerígenas", pero que la evidencia era limitada.

En Reino Unido, por ejemplo, se estima que la carne roja procesada provoca cerca de 5.400 de casos de cáncer de colon al año.

También se ha sugerido que las carnes rojas están relacionadas con problemas coronarios y diabetes de tipo 2.

El consenso científico es que comer mucha carne roja o procesada es malo para la salud.

¿Qué dice el estudio?

Los investigadores -liderados por las Universidades Dalhousie y McMaster en Canadá- analizaron la misma evidencia que otros científicos evaluaron anteriormente.

Sus hallazgos, publicados en la revista Annals of Internal Medicine, sugieren que, si mil personas eliminan tres porciones de carne roja o procesada a la semana:

  • de por vida, habría siete muertes menos por cáncer
  • por 11 años, habría cuatro muertes menos por enfermedades coronarias

Y si cada semana durante 11 años, mil personas eliminan tres porciones de:

  • carne roja, habría seis casos menos de diabetes tipo 2
  • carne procesada, habría 12 casos menos de diabetes tipo 2

Los riesgos que reporta el estudio son, en líneas generales, los mismos que se han reportado antes, pero la interpretación de los que significan es radicalmente diferente.

Los investigadores dicen que:

  • los riesgos no son tan grandes
  • la evidencia es tan pobre, que no se puede estar seguro de que los riesgos son reales

"La elección correcta para la mayoría de la gente, pero no para todos, es continuar con su consumo de carne", le dijo a la BBC Bradley Johnston, uno de los investigadores.

"No estamos diciendo que no haya riesgos, estamos diciendo que que solo hay evidencia de poca certeza de una pequeña reducción de casos de cáncer y otras consecuencias adversas para la salud de reducir el consumo de carne roja".

FUENTE: BBC Mundo

Dejá tu comentario