NACIONALES | pediatras | Alimentación | Milei

Pediatras: "Preocupa el retiro del Estado como garante de la alimentación"

El médico Enrique Abeyá-Gilardon dialogó con LV12 sobre la carta abierta firmada por unos 400 pediatras advirtiendo por las políticas del Gobierno de Milei.

"No al hambre de las niñeces en Argentina y sus familias", se titula una durísima carta abierta a Javier Milei, firmada por unos 400 pediatras, en su mayoría miembros de la Sociedad Argentina de Pediatría. Le piden al Presidente que "cese de manera inmediata la decisión de desfinanciar los programas de seguridad alimentaria, respetando las leyes vigentes".

En este marco LV12 Radio Independencia se contactó con Enrique Abeyá-Gilardon, médico pediatra de la Sociedad Argentina de Pediatría y presidente del Consejo Nutrición Pública de la Asociación Argentina de Salud Pública.

Embed - Enrique Abeyá Gilardon

"Lo que nos preocupa, es el retiro del Estado de su responsabilidad como garante de la alimentación de toda la población, pero como pediatras lo señalamos desde el lado de los niños, niñas y adolescentes, por el riesgo que conlleva para su salud, no es simplemente una presencia ornamental tener la alimentación adecuada, sino que es una necesidad biológica que compromete el presente y el futuro de esos niños", manifestó.

"El Estado en sus tres niveles, tanto el poder ejecutivo, el legislativo, y el judicial y en sus tres instancias administrativas como la nación, las provincias y las municipalidades, son responsables, son garantes del cumplimiento del derecho a la alimentación, es un derecho constitucional y está refrendado en muchas normativas", continuó.

image.png
Foto: El Ancasti.

Foto: El Ancasti.

La preocupación no es nueva, lo que es nuevo quizás es la magnitud y el incremento importante que han tenido los niveles de indigencia, pero antes el Estado estaba presente, lo sorprendente ahora es el retiro del Estado y la incautación de los alimentos que el propio Estado tiene La preocupación no es nueva, lo que es nuevo quizás es la magnitud y el incremento importante que han tenido los niveles de indigencia, pero antes el Estado estaba presente, lo sorprendente ahora es el retiro del Estado y la incautación de los alimentos que el propio Estado tiene

Y añadió: "Tampoco hay una iniciativa como para poder hacer más compra de alimentos para entregar a la población, el recorte en los comedores comunitarios. La verdad que es prácticamente criminal, pareciera que como está diluido en varias personas las responsabilidades, nadie es responsable, pero es un acto totalmente delictivo".

image.png
Foto: El País.

Foto: El País.

El Gobierno de Milei denunció que casi la mitad de los comedores populares registrados "no existen"

"Otra de las observaciones que se hacen a la inexistencia de comedores, pero es mínimo y sobre la base de un sistema de monitoreo que no está completado. Entonces, no es que no existan, de hecho, por ser comedores comunitarios, muchos tienen cierto grado de informalidad, o sea que el domicilio puede ser constituido en otro lugar a donde actúa al comedor, pero no se puede negar la ayuda importante que estos comedores comunitarios han producido a la población", explicó el entrevistado.

Lo ideal sería que la población comiera en su propia familia, no en los comedores, pero esto son ollas populares, son instancias que la propia comunidad instaló para dar respuesta a las necesidades de la población.

image.png
Foto: Uno TV.

Foto: Uno TV.

Aporofobia

Respecto a la creencia popular que asegura que las personas que cobran planes sociales, reciben más dinero que un trabajador registrado dijo lo siguiente: "El odio o el terror al pobre sin otra connotación, no es un problema de etnia, ni de origen nacional, sino que por su condición de pobre genera esta situación. El propio sistema ha generado este nivel de pobreza y si no se los ayuda como para salir de ese círculo vicioso de la pobreza, nunca lo van a poder hacer y va a haber más pobres".

"En realidad, podría decirse que es como un plan instrumentado para eliminar a los pobres, no por una cuestión de ascenso social, simplemente porque se mueren ya que, a la larga, la inseguridad alimentaria, la mala alimentación, la subnutrición, conducen a la muerte", concluyó.

Dejá tu comentario