NACIONALES | Plaza de Mayo | Evo Morales | Cristina Kirchner

Incidentes en Plaza de Mayo durante la llegada de Evo Morales

La multitud de militantes que lo acompañó perturbó el operativo de seguridad a los empujones y Morales no logró completar la vuelta a la plaza.

La Whipala, las banderas bolivianas y la consigna "Cárcel a [Luis] Camacho, [Carlos] Mesa y [Jeanine] Añez", le dieron la bienvenida a Evo Morales, esta tarde, en una Plaza de Mayo calurosa, donde el expresidente boliviano acompañó a las Madres de Plaza de Mayo en su ronda número 2176. Su llegada fue un tanto accidentada: la multitud de militantes que lo acompañó perturbó el operativo de seguridad a los empujones y Morales no logró completar la vuelta a la plaza.

Asilado en Argentina desde el 12 de diciembre, Morales agradeció a las Madres, al gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner y a las organizaciones de Derechos Humanos que lo apoyaron. Durante la ronda a la Plaza todavía quedaban algunas de las personas que se habían acercado a saludar a Diego Maradona, que apenas una hora antes, había visitado la Casa Rosada, desde donde se asomó al balcón y gritó: "No vuelven más".

Las Asociación Madres de Plaza de Mayo dio su apoyo a Evo Morales y condenó el golpe en Bolivia. Una semana después de su llegada al país, Morales las había visitado en la sede de la Asociación, donde fue recibido por Hebe de Bonafini y las demás integrantes. Ese mismo día, una fiscalía boliviana, de la ciudad de Cochabamba, había solicitado la detención de Morales, que en los últimos días llamó a "recuperar la democracia" en Bolivia.

"Mi respeto y admiración a las Madres de Plaza de Mayo, tantas marchas por la vida, por la democracia. Aprovechó esta oportunidad para agradecerles a las Madres, al pueblo argentino, al Gobierno, por acompañar la lucha contra la dictadura en Bolivia", dijo Morales, mientras lo aplaudía una multitud de la comunidad boliviana en Argentina, así como también militantes de La Cámpora, delegados de ATE -su secretario general Daniel Catalano estuvo presente- y también de la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

"Sabe el mundo entero cómo grupos fascistas, racistas, con violencia terminaron momentáneamente con nuestro proceso de cambio, con nuestra revolución democrática y cultural. Es por esa razón que nos encontramos en Argentina, nuevamente agradezco al solidario pueblo argentino", agregó Morales, acompañado por Hebe de Bonafini y las demás integrantes de Madres.

El reto de Bonafini

Luego de las palabras de Morales, disgustada por los disturbios y en una suerte de reto a quienes estaban en la Plaza, Bonafini dijo: "Compañeros y compañeras, tengo vergüenza porque no saben escuchar. Evo vino y no lo dejaron marchar", se quejó. Y dijo: "La Plaza es marcha, no es cholulismo de una foto con Evo".

Luego se refirió a la situación que se vive en Bolivia. "Estamos trabajando codo a codo -dijo Bonafini-. Bolivia está sufriendo, hay personas que lo padecen, personas asesinadas, compañeros en los hospitales. Yo les quiero decir que ese golpe maldito de Estados Unidos al pueblo boliviano no es solo a Bolivia, se lo hicieron a Venezuela y a Ecuador. Bolivia es nuestra Patria también". Por último, de Bonafini dijo: "Miremos como maduro defiende a Venezuela a capa y a espada", y el público aplaudió.

Apenas media hora después de su llegada, Morales partió en un auto con custodia, al que despidieron los centenares de personas que estuvieron presentes para gritar: "¡Viva la Argentina!, ¡Viva Evo Morales!, ¡Viva el presidente Alberto Fernandez!, ¡Viva Cristina!, ¡Viva Latinoamérica!, ¡Fuera los yankees!".

FUENTE: La Nación

Dejá tu comentario