POLICIALES | Policía de Tucumán | Villa Alem | Hospital Padilla

Villa Alem: un policía de civil intervino y frenó un tiroteo

Vecinos de Villa Alem reaccionaron atacando a una banda de asaltantes en la zona. El hecho se concretó con intervención policial.

Al escuchar una alarma vecinal en el barrio de Villa Alem, un empleado policial que estaba en su día de descanso no dudó en actuar rápidamente y evitar que una banda de asaltantes hiriera a alguna de las personas que decidieron retenerlos e incendiar una de las motos en las que circulaban para cometer un asalto.

El hecho sucedió en la siesta del sábado, cuando al menos seis delincuentes movilizados en varias motocicletas internaron asaltar un taller de rectificación de motores, ubicado en calles Magallanes y Congreso de la Capital.

En ese momento, uno de los vecinos advirtió la intención de los asaltantes y activó la alarma vecinal. Cuando todos salieron a la calle para impedir el robo, intervino el empleado del Departamento General de Policía, que a pesar de estar de civil por su día de licencia y sin su chaleco de seguridad, no dudó en impedir una violencia mayor, ya que respondió con su arma reglamentaria cuando los asaltantes comenzaron a hacer disparos cuando uno de ellos, que resultó ser un menor de 15 años, era retenido por los vecinos y empleados del taller.

Al llegar personal del Sistema de Emergencias del 911, los efectivos se encontraron con una moto totalmente quemada y los asaltantes ya se habían dado a la fuga.

En tanto, desde el Hospital Padilla habían informado que ingresaron dos jóvenes de 18 y 19 años con heridas de arma de fuego. A pesar de que ellos aseguraron que fueron baleados como víctimas de un intento de robo, luego la Policía tuvo sospechas firmes que formaban parte de la banda de asaltantes.

Uno de ellos fue intervenido quirúrgicamente, mientras que el otro, al advertir que llegaban policías a la sala de internación, se sacó el suero y se fugó del hospital.

Desde la Unidad Regional Capital (URC), se dieron precisas instrucciones para que el joven que quedó internado tenga la debida custodia policial mientras se investiga su participación en el hecho.

Mientras tanto, el propietario del taller, de 33 años, realizó la denuncia en la Comisaría 9. El hecho es investigado por la Fiscalía Especializada en Robos y Hurtos y el Juzgado de Menores de turno, que en el caso del menor de 15 años, dispuso que no se adopten medidas privativas de libertad en su contra, se le realicen los exámenes médicos correspondientes y luego sea entregado a sus progenitores.

FUENTE: Comunicación Tucumán

Dejá tu comentario