ACTUALIDAD | Policía | esposa | asalto

El crudo testimonio de la esposa del policía asesinado

Entre llantos, Débora, la esposa del policía asesinado en la tarde de ayer, contó que están a la espera de la autopsia. "Él me dijo que estaba fea la calle", expresó.

Dolor, llanto e impotencia es lo que se desprende del testimonio de Débora, la esposa de Roberto Lucena, el policía que fuera asesinado ayer en un intento de asalto.

Ahora, acompañada de sus familiares y amigos, está en su casa a la espera de que le entreguen el cuerpo de su esposo. Pero ya nada sirve para dejar de sufrir.

"Estuvimos toda la noche en mi casa esperando que nos entreguen el cuerpo de él. La Dra. Giannoni autorizó la autopsia para las 7 de la mañana porque los abogados lo acusan a él de que los quería asaltar a los que lo mataron", contó.

image.png

El Cabo Primero siempre hacía ese camino cuando iba a visitar a su otra hija. "Iba a ver a una hija que tiene por fuera del matrimonio para pasar el día y no pudo llegar a la casa", comentó, respecto al lugar en el que fue atacado.

En medio del dolor, Débora señaló que Roberto estaba trabajando en el 911 y que hace dos meses se había cambiado a Logística. "Me dijo que se iba cambiar a Logística porque estaba fea la calle y ya no se respetaba a la policía".

image.png

Consultada por cómo se enteró de la muerte de su esposa, dijo: "la hermana de él me avisó, pero me dijo que estaba herido nada más, que le habían pegado tres tiros pero que estaba bien y cuando llegué al hospital me dijeron que había llegado muerto", cerró Débora sin consuelo.

Roberto tenía tres hijas de 16, 7 y 3 años.

El caso: Tres adolescentes del Clan Acevedo detenidos

El Cabo Roberto Andrés Lucena tenía 42 años y trabajaba en el Departamento de Logística de la Policía de Tucumán. Este miércoles murió asesinado por asaltantes que se llevaron su moto y su arma. Momentos después, tres adolescentes relacionados con el Clan Acevedo fueron demorados por el crimen.

El sangriento hecho tuvo lugar cerca del mediodía en la intersección de la avenida República del Líbano y Ecuador. Allí, asaltantes abordaron al efectivo policial para robarle su moto, su arma reglamentaria y sus pertenencias, pero él se habría resistido.

Esto desató un breve tiroteo en el que el empleado policial recibió un disparo en el pecho y otro en el brazo, que provocaron su muerte. Además, uno de los asaltantes también resultó herido, pero huyeron llevándose las pertenencias de Lucena.

Momentos después, un joven de 17 años ingresó al Hospital Avellaneda con una herida de arma de fuego y quedó aprehendido por el hecho. Se trataría del autor material del disparo y habría salido hace un mes del Instituto Roca.

A partir de averiguaciones y testimonios en la zona del hecho, se logró determinar además la identidad de otro menor implicado en el hecho, de 16 años y un tercero de 17 apodado “El Negrito”.

El Jefe de la Unidad Regional Capital, Ricardo Fresneda, detalló que personal de la Regional y la Comisaría 6° trabaja junto a la División Homicidios para encontrar a un cuarto miembro del clan que estaría implicado y también sería menor de edad, y para hallar el arma homicida, la de la víctima y su moto.

Dejá tu comentario