INTERNACIONALES | Reina Isabel II | funeral | muerte

Los detalles del funeral de la reina Isabel II

Con el deceso de la reina Isabel II se puso en marcha la Operación Puente de Londres Caído, el nombre para el esquema preparado para sus exequias .

El rey Carlos III realizará su primera audiencia con la nueva primera ministra británica, Liz Truss, este viernes, y también tendrá reuniones para organizar los funerales de su madre, la reina Isabel II, que murió este jueves a los 96 años, en el castillo de Balmoral, Escocia. Los funerales de Estado se celebrarán dentro de los 10 días de su muerte.

Cómo sigue el funeral de la reina Isabel II

Viernes 9 de septiembre:

El rey Carlos III se dirigirá con un mensaje al reino y a los 54 países de la Commonwealth

La Primera Ministra y su gabinete se reunirán en el Palacio de Buckingham con el nuevo Rey Carlos III. También se espera que se reuna con los líderes de la oposición.

El ataúd con el cuerpo de la reina Isabel II saldrá del Palacio de Balmoral para ser llevado por ruta al Palacio de Holyroodhouse, más conocido como el Palacio de Holyrood, que fue la principal residencia de los monarcas de Escocia desde el siglo XVI.

Se espera una procesión ceremonial desde Holyrood hasta la Catedral de St Giles, en la ciudad de Edimburgo, capital de Escocia, para un servicio al que asistirán miembros de la familia real.

El edificio es más comúnmente llamado High Kirk of Edinburgh.

Su elemento más característico es su cúpula en forma de corona real.

Después de ese servicio, la Catedral de St Giles se abrirá al público durante 24 horas, tras lo cual el ataúd sea trasladado a Londres.

Sábado 10 de septiembre: Carlos III reunirá en el Palacio St. James -cercano al Palacio de Buckingham-, al Consejo de adhesión (The Accession Council), que incluye a figuras relevantes del gobierno, los Consejeros Privados, Grandes Oficiales del Estado, el Alcalde y el Partido Cívico de la Ciudad, los Altos Comisionados del Reino para su proclamación que se leerá en público desde un balcón del palacio.

Domingo 11 de septiembre: Carlos III iniciará una gira por Reino Unido, visitará Irlanda del Norte, donde recibirá un mensaje de condolencias en el Castillo de Hillsborough y asistirá a la Catedral de Santa Ana en Belfast para un servicio de oración y reflexión sobre la vida de la Reina Isabel II.

Habrá ensayos de la procesión que se realizara en los funerales de la reina desde el Palacio de Buckingham hasta Westminster Hall, a través de The Mall. Esta parte se la conoce como "Operación León".

Operación Puente de Londres Caído

La Reina Isabel II de Gran Bretaña murió a los 96 años superando a sus predecesores en longitud de reinado. Hace un tiempo atrás, se habían filtrado detalles de cómo la estrategia para anunciar su funeral. Operación Puente de Londres, el nombre oficial que recibió el plan para sus exequias.

Según había publicado el sitio británico The Sun, en Buckingham Palace estaban "furiosos" cuando se difundió la información clasificada como confidencial, por lo que realizaron una investigación para determinar de quién fue la falta de discreción.

Así como el príncipe Felipe, marido de Isabel, estuvo involucrado en el diseño de su propia Operación Puente de Forth, se supone que la monarca del Reino Unido también se dedicó a pensar cómo será el funeral de Estado que se le hará 10 días después de su muerte.

Por ejemplo, se sabe que el miembro "más elevado de la corte" del Palacio de Buckingham le informará a quien sea Primer Ministro en ese momento que "el Puente de Londres ha caído". Así, se pondrá en marcha la operación.

Serán informados los miembros más prominentes del Gabinete de Ministros y los titulares de las instituciones de servicio civil con mensajes como "Acabamos de ser notificados de la muerte de Su Majestad, la Reina" o "Estimados colegas, con tristeza les escribo para informar sobre la muerte de Su Majestad, la Reina".

Las banderas estarán a media asta en los edificios públicos y el Parlamento se levantará si está en sesión. A la mañana siguiente de la muerte de Isabel II se declarará como rey a su hijo mayor, Carlos, el príncipe de Gales. Poco después, el nuevo monarca emprenderá un viaje de 10 días por todo Reino Unido para acompañar al pueblo en su duelo.

Mientras tanto, se pondrá en negro el sitio oficial de la Familia Real británica, como ocurrió en el caso del príncipe Felipe, mientras el país entero guardará un minuto de silencio.

Dejá tu comentario