GOB NOV 1140x100 CMC.gif
INTERNACIONALES | Reino Unido | India |

El Reino Unido mantendría las restricciones por la variante india

El Gobierno del Reino Unido levantó restricciones por etapas, pero por la expansión de la variante india se analiza conservar las restricciones.

El Gobierno británico admitió este jueves que la expansión de la variante de coronavirus detectada por primera vez en India podría retrasar el plan original de levantar en el Reino Unido las restricciones en junio próximo y rechazó acusaciones de un ex asesor de pésima gestión de la pandemia.

"Es posible que debamos esperar", ratificó el primer ministro Boris Johnson al referirse a las restricciones y a la expansión de la variante india. No obstante, aclaró que por ahora los datos no muestran que sea necesario "desviarse de la hoja de ruta" para salir de confinamiento decretado a mediados de diciembre pasado en el Reino Unido.

El Gobierno viene levantando restricciones por etapas: la semana pasada reabrieron lugares cerrados para comer, beber y entretenimiento, pero las reglas de distanciamiento social y uso de barbijos aún están vigentes.

El ministro de Salud, Matt Hancock, explicó que era "demasiado pronto para decir" si el 21 de junio próximo se avanza con la siguiente fase, que sería la última.

image.png

El funcionario dijo que la variante del virus identificada por primera vez en India, más contagiosa, se estaba extendiendo por todo el Reino Unido, pese a que un reciente estudio mostró que las vacunas administradas parecen ser efectivas contra ella.

Casi tres cuartas partes de los adultos británicos recibieron una dosis de una vacuna contra el coronavirus y el 45% ya recibió ambas dosis, de acuerdo a las cifras oficiales.

También este jueves, el epidemiólogo Neil Ferguson, ex asesor del Gobierno cuyo consejo fue crucial para la decisión de ingresar en el primer confinamiento, en marzo de 2020, dijo a la BBC que la variante india ponía "en duda" el fin de la reapertura.

El primer ministro en la mira

image.png

Por otro lado, Johnson rechazó acusaciones lanzadas este miércoles por su ex asesor Dominic Cummings ante una comisión del Parlamento que investiga la gestión oficial del coronavirus en el Reino Unido, donde el virus ya mató a casi 128.000 personas.

Al visitar un hospital, el líder conservador dijo que no coincidía con las afirmaciones del ex asesor de que miles de personas murieron innecesariamente, sobre todo en geriátricos, por su demora en decretar un confinamiento al inicio del brote.

"Esta ha sido una serie de decisiones increíblemente difíciles, ninguna de las cuales hemos tomado a la ligera, y hay que que reconocer y espero que la gente entienda esto, que un confinamiento es muy difícil, doloroso y traumático para las personas", señaló.

"Lo que ocurrió en las residencias fue trágico, pero hicimos todo lo que pudimos para proteger el servicio de salud pública, para minimizar la transmisión, con los conocimientos que teníamos", agregó.

Ante la Cámara de los Comunes, Hancock también rechazó las "graves acusaciones" de Cummings, quien dijo que el ministro de Salud había "mentido en numerosas ocasiones, reunión tras reunión", pero también "públicamente". Calificó a Hancock de incompetente y afirmó que debería haber sido "despedido". "Las acusaciones que se presentaron son "graves", "falsas" e "infundadas", se defendió el ministro.

"Lo que ocurrió en las residencias fue trágico, pero hicimos todo lo que pudimos para proteger el servicio de salud pública"-BORIS JOHNSON-PRIMER MINISTRO BRITÁNICO

"Siempre he sido sincero con la gente en público y en privado", aseguró, y agregó que el Gobierno adoptó siempre "un enfoque abierto y transparente, explicando lo que sabemos y lo que no sabemos".

Cummings fue el hombre más poderoso del Gobierno británico desde su nombramiento como asesor principal del líder conservador en julio de 2019 hasta su renuncia en noviembre pasado.

Se enemistó con un ministro que terminó renunciando, y protagonizó su mayor polémica en mayo del año pasado, cuando se descubrió que había abandonado Londres en pleno confinamiento, cuando estaba prohibido alejarse del domicilio.

"Escuchar a Dominic Cummings confirmar que el Gobierno ha fracasado en la protección de los más vulnerables es realmente chocante", apuntó este jueves con ironía la diputada opositora laborista Angela Rayner, en declaraciones a la cadena BBC.

La parlamentaria pidió además que se adelantara la investigación pública sobre la gestión de la pandemia por parte del Gobierno, prevista para 2022.

Dejá tu comentario