INTERNACIONALES | Ricos | Millonarios | mundo

Los más ricos del mundo, perdieron billones en 2022

Se realizó un estudio mes por mes, como fue la evolución de las fortunas de los millonarios más poderos a nivel global y como fue este año para sus finanzas

Para los más ricos del mundo, 2022 fue un año para olvidar. No es solo el dinero que se perdió, aunque fue impresionante: casi USD 1,4 billones se esfumaron de las fortunas de las 500 personas más ricas, según el índice de multimillonarios de Bloomberg. Resulta que gran parte del daño fue autoinfligido: el presunto fraude del otrora niño prodigio de las criptomonedas Sam Bankman-Fried; la devastadora guerra de Rusia contra Ucrania que provocó sanciones paralizantes contra sus titanes empresariales; y, por supuesto, las payasadas de Elon Musk, el nuevo dueño de Twitter, cuya fortuna es USD 138.000 millones menor que el 1 de enero.

Combinado con un contexto de inflación generalizada y endurecimiento agresivo de los bancos centrales, el año marcó una drástica caída para un grupo de multimillonarios cuyas fortunas aumentaron a niveles insondables en la era del dinero fácil del covid. En la mayoría de los casos, cuanto mayor era el aumento, más dramática es la caída: Musk, Jeff Bezos, Changpeng Zhao y Mark Zuckerberg vieron como se esfumaban USD 392.000 millones de su patrimonio neto acumulado.

Sin embargo, no todo fueron malas noticias para la clase multimillonaria. El indio Gautam Adani superó a Bill Gates y Warren Buffett en el índice de riqueza, mientras que algunos de las familias más ricas del mundo, como los Koch y el clan Mars, también aumentaron sus fortunas.

Las franquicias deportivas se volvieron más valiosas, haciéndose cada vez más inalcanzables para cualquiera que no pertenezca al 0,0001% más rico.

A continuación, presentamos una revisión mes a mes de los datos e historias que definieron un año tumultuoso para los multimillonarios.

Musk, la persona más rica del mundo en ese momento, perdió USD 25.800 millones el 27 de enero después de que Tesla advirtiera sobre problemas de suministro.

Es la cuarta mayor caída en un día en la historia del índice de riqueza de Bloomberg y presagia un año difícil para Musk, tanto en términos personales como financieros.

Febrero: oligarcas pierden riqueza

Las personas más ricas de Rusia pierden en conjunto USD 46.600 millones el 24 de febrero, día en que Vladímir Putin ordena a su ejército invadir Ucrania. Poco tiempo después, las autoridades de la Unión Europea, el Reino Unido y Estados Unidos sancionan a los “oligarcas” rusos y a sus empresas, haciendo casi imposible que los magnates mantengan el control de sus activos en Occidente.

Los superyates se quedan en tierra, el mercado inmobiliario de ultralujo de Londres se prepara para una desaceleración y Román Abramóvich anuncia que vende el Chelsea FC de la Premier League. Los rusos más ricos perdieron otros USD 47.000 millones en el transcurso de 2022 a medida que se recrudece la guerra.

Marzo: golpe a las fortunas chinas

Los mercados chinos fueron de mal en peor, borrando USD 64.600 millones de las fortunas de las personas más ricas del país el 14 de marzo. Perderían otros USD 164.000 millones en 2022, a medida que los arduos esfuerzos por contener el covid, el hundimiento del mercado inmobiliario, el mayor escrutinio de la industria tecnológica y las tensiones comerciales con EEUU golpean a la segunda economía más grande del mundo. Todo ello, combinado con la retórica populista del presidente Xi Jinping, llevó a los chinos más acaudalados a planear su salida del país... y la de su dinero.

Abril: la táctica de Musk en Twitter

Poco después de revelar una participación del 9,1% en Twitter, Musk ofreció comprar la empresa directamente el 14 de abril con una valoración de USD 44.000 millones. Era un precio muy alto, incluso para él. Para financiar la operación, inicialmente planeó pedir prestados miles de millones, apalancar más acciones de Tesla y aportar USD 21.000 millones en efectivo, para lo que los analistas aseguraron correctamente que iba a tener que vender acciones de Tesla. Los mercados se deterioran en los próximos meses y Musk intenta idear una vía de escape, iniciando una disputa legal de meses con Twitter. Cuando el acuerdo se cerró en octubre, el patrimonio neto de Musk era de USD 39.000 millones menor que cuando hizo su oferta inicial.

Mayo: Boehly compra el Chelsea

Un grupo liderado por el multimillonario de las finanzas Todd Boehly ganó la puja para adquirir el Chelsea en USD 5.250 millones. Fue el precio más alto jamás pagado por un equipo deportivo, y culminó un frenético proceso de dos meses que atrajo a más de 100 postores de todo el mundo, incluido el multimillonario británico Jim Ratcliffe, el cofundador de Apollo Global Management Josh Harris, el copresidente de Bain Capital Steve Pagliuca, y Ken Griffin de Citadel con la familia Ricketts. Los ingresos de la venta, incluidos £1.600 millones en deuda condonada que debía el equipo a Abramóvich, se destinarán a obras benéficas en favor de Ucrania.

Junio: los Walton se quedan con los Broncos

Rob Walton, heredero de la fortuna de Walmart, acordó la compra de los Denver Broncos por USD 4.650 millones, estableciendo un récord para un equipo deportivo estadounidense y poniendo de manifiesto el perdurable atractivo de poseer una franquicia de la NFL. El consorcio de Walton incluye a la hija de Rob, Carrie, su esposo, Greg Penner, la presidenta de Ariel Investments, Mellody Hobson, el piloto de carreras Lewis Hamilton y Condoleezza Rice. El acuerdo convirtió a Hobson y Rice en las primeras mujeres negras propietarias de un equipo de la NFL. La oferta liderada por Walton se impuso a las del fundador de Clearlake Capital Group, José Feliciano, el presidente ejecutivo de United Wholesale Mortgage, Mat Ishbia y, de nuevo, Harris. (Ishbia y su hermano acordaron comprar una participación mayoritaria en los Phoenix Suns de la NBA en diciembre).

Julio: constructores chinos se desmoronan

Yang Huiyan perdió el título de la mujer más rica de Asia después de que su fortuna se redujera a menos de la mitad en siete meses, en medio de la crisis inmobiliaria que atraviesa China. Country Garden Holdings, el desarrollador que Yang heredó de su padre en 2005, se benefició en los últimos años de una vertiginosa ola de construcción de viviendas. Pero los esfuerzos del país por frenar los precios inmobiliarios y las medidas enérgicas de Xi contra el consumo golpearon al sector, obligaron a suspender proyectos y llevaron a propietarios frustrados a dejar de pagar las hipotecas de los desarrollos paralizados. El precio de las acciones de Country Garden, y el patrimonio de Yang, aún no se recuperaron.

Agosto: Adani asciende

Los magnates del carbón suenan como una reliquia de otra época. Pero en un mundo convulsionado por la guerra en Ucrania, Adani, un minero de carbón indio con un imperio en rápida expansión, supera a Gates y al francés Bernard Arnault y se convierte en la tercera persona más rica del mundo a fines de agosto. Se trata de la posición más alta jamás alcanzada por un multimillonario asiático. Alineado con el primer ministro indio, Narendra Modi, Adani ha utilizado la deuda para diversificar rápidamente su conglomerado relativamente opaco, Adani Group, en puertos, centros de datos, autopistas y, de forma controvertida, energía verde. En septiembre, superó brevemente a Bezos y se convirtió en la segunda persona más rica del mundo.

Septiembre: la ruina de Zuckerberg

Incluso en un año difícil para los titanes tecnológicos estadounidenses, destacan las pérdidas de Zuckerberg. A mediados de septiembre, su patrimonio neto había disminuido en USD 71.000 millones desde el 1 de enero, una pérdida del 57%, debido a un giro costoso hacia el metaverso y al desplome de todo el sector que arrastró a la baja el precio de las acciones de Meta Platforms. En el transcurso del año, cayó 19 puestos en el índice de riqueza de Bloomberg, terminando 2022 en el puesto 25, su posición más baja desde 2014.

Octubre: colapso de los multimillonarios covid

La burbuja de la economía del covid se está desinflando rápidamente y, con ella, las fortunas de los llamados multimillonarios covid, esos magnates que amasaron enormes fortunas con las vacunas (Stéphane Bancel, de Moderna), los autos usados (Ernie Garcia II y Ernie Garcia III, de Carvana), las compras en línea (Bom Kim, de Coupang) y, por supuesto, Zoom (Eric Yuan). Los 58 multimillonarios cuyas fortunas se multiplicaron a un ritmo vertiginoso gracias a estas industrias pandémicas experimentaron una disminución promedio en el valor de sus activos del 58% desde su punto máximo, una caída mucho más pronunciada que los demás componentes del índice de riqueza de Bloomberg.

Noviembre: de USD 16.000 millones a cero

La criptobolsa FTX, de Bankman-Fried, colapsa después de que una crisis de liquidez revelara enormes agujeros en el balance de su imperio y la ausencia de controles de riesgo. La fortuna de USD 16.000 millones del hombre de 30 años se esfumó en menos de una semana.

En su punto álgido, su patrimonio neto ascendía a USD26.000 millones. La debacle manchó a numerosos políticos de Washington que aceptaron sus donaciones, estafa a muchas organizaciones benéficas, humilla a los inversionistas de Silicon Valley, entre otros, y deja cerca de un millón de clientes en el limbo y preguntándose si recuperarán su dinero. El presidente ejecutivo de Binance, Zhao, conocido en el mundo de las criptomonedas como CZ, ha visto caer su patrimonio neto en alrededor de USD 84.000 millones este año, mientras que otros multimillonarios de las criptomonedas como Cameron y Tyler Winklevoss, Michael Novogratz y Brian Armstrong buscaron distanciarse del colapso de FTX.

Diciembre: Musk destronado

Musk es destronado como la persona más rica del mundo por Arnault, el magnate francés del lujo detrás de LVMH. Aunque Arnault no ha sido inmune a las dificultades de 2022, con una pérdida de unos USD 16.000 millones en el año, palidece al lado de los más de USD 138.000 millones que perdió Musk.

¿Cómo se llegó hasta acá? Hay que tomar una caída del mercado, agregar una compra impulsiva de una empresa de redes sociales no rentable, mezclar un montón de apalancamiento, más problemas en la cadena de suministro y un deseo insaciable de atención. Lo que fácil llega, fácil se va.

FUENTE: Infobae

Dejá tu comentario