INTERNACIONALES | Rusia | empresa | Petróleo

Renunció el dueño de la petrolera más grande de Rusia

Lukoil es una empresa privada de Rusia que produce más del 2% del petróleo del mundo. Era dirigida por Vagit Alekperov desde 1993.

Vagit Alekperov , el número uno del gigante petrolero de Rusia Lukoil , presento su renuncia, así lo anunció en un comunicado de prensa. Alekperov renunció a la junta directiva del grupo. Se había enfrentado con las sanciones impuestas por Gran Bretaña por su proximidad al Kremlin. Dirigía Lukoil desde 1993. La dimisión fue anunciada por Lukoil en una nota, sin explicar los motivos de la decisión de Alekperov.

Lukoil es una empresa privada de Rusia que produce más del 2% del petróleo mundial, pero Alekperov -por lo que se filtró- estaría lejos de las posiciones de Vladimir Putin . No hace mucho, Alekperov pidió un rápido fin del conflicto entre Rusia y Ucrania , convirtiéndose en la primera gran empresa nacional de petróleo en oponerse a la guerra.

https://twitter.com/nexta_tv/status/1517082502455873537

EL COMUNICADO - Lukoil anuncia que «el presidente y miembro del consejo de administración Vagit Alekperov ha informado a la empresa sobre su decisión de dimitir» de sus funciones, se lee en el comunicado publicado en el sitio web de la empresa, que se encuentra entre las víctimas de las sanciones occidentales.

Alekperov, un empresario ruso nacido en Azerbaiyán, fundó la primera empresa energética estatal integrada verticalmente, Langepas-Uray-Kogalymneft, en 1991, que se convirtió en LUKoil Oil Company en abril de 1993, con Alekperov como presidente. Alekperov no es el accionista controlador de Lukoil, se especifica en la nota: al 31 de marzo posee el 3,11% de las acciones de Lukoil con derecho a voto y también es beneficiario (también a través de fideicomisos familiares o fondos mutuos) del 5,3% de las acciones de Lukoil sin derecho a voto. La dimisión se produce una semana después de la inclusión de Alekperov en la nueva lista de personalidades rusas sancionadas por Reino Unido.

FUENTE: https://www.ilmessaggero.it

Dejá tu comentario